La Berlinale 2020 entrega su Oso de Oro a la iraní ‘There is no evil’

La Berlinale encaraba su 70 edición con cambios significativos. Tras dos décadas, Dieter Kosslick abandonaba la dirección del certamen y Carlo Chatrian y Marriette Rissenbeek se ponían al mando con la voluntad de darle un giro, o un paso adelante, al festival.

Después de años en los que se primaba (y también premiaba) el compromiso político por encima de los grandes nombres, en la presente edición fueron llamados a filas cineastas que bien podrían haber esperado tres meses para presentar sus obras en Cannes. Berlín se llenó de autores que presentaron con éxito sus películas. Hablamos de nombres como Tsai Ming-Lianh, Hong Sangsoo, Philippe Garrel, Abel Ferrera y Kelly Reichardt. Pero al dar a conocer el nombre del film ganador del Oso de Oro, el jurado presidido por Jeremy Irons no nombró ninguno de estos nombres. La película ganadora fue la iraní There is no evil, una reflexión sobre la pena de muerte dirigida por Mohammad Rasoulof, un cineasta que no pudo visitar la Berlinale ya que el gobierno iraní le impide abandonar su país. De nuevo, el compromiso político emerge como hilo conductor del festival. Ayer mismo se anunció que la distribuidora BTeam se encargará de su estreno en España próximamente.

El Oso de Plata al Gran Premio del Jurado fue para una se las sorpresas del reciente festival de Sundance, Never Rarely Sometimes Always, de Elizza Hittman, una película sobre una adolescente embarazada que, acompañada por su prima, se sube a un autobús para dejar su Pennsylvania natal en dirección a Nueva York para conseguir abortar.

Finalmente, los premios interpretativos fueron a manos de la alemana Paula Beer por Undine, el último drama de Christian Petzold, y para el italiano Elio Germano por dar vida al pintor naif Antonio Ligabue en Volevo Nascondermi, mientras que el cine latinoamericano se vio recompensado con el premio a la mejor ópera prima, que fue a parar para la colombiana Los conductos de Camino Restrepo.

Estos son los principales premios del palmarés:

  • Oso de Oro a la Mejor PelículaThere is no evil, de Mohammad Rasoulof (Irán)
  • Oso de Plata al Gran Premio del Jurado: Never Rarely Sometimes Always, de Elizza Hittman (Estados Unidos)
  • Oso de Plata al Mejor Dirección: Hong Sangsoo, por The Woman Who Run (Corea del Sur)
  • Oso de Plata a la Mejor Actriz: Paula Beer, por Undine (Alemania)
  • Oso de Plata al Mejor Actor: Elio Germano, por Volevo Nascondermi (Italia)
  • Oso de Plata al Mejor Guion: Favolacce, de Fabio y Damiano D’Innocenzo (Italia)
  • Oso de Plata a la Mejor Contribución Artística: DAU/Natasha, de Ilya Khrzhanovsky y Jekaterina Oertel (Alemania, Ucrania, Reino Unido y Rusia) 
  • Oso de Plata Especial de la 70 edición: Effacer l’historique, de Benoït Delépine y Gustave Kervern (Francia y Bélgica)
  • Mejor Documental: Irradiés, de Rithy Panh (Camboya y Francia)
  • Mejor Ópera PrimaLos conductos, de Camino Restrepo (Francia y Colombia)
  • Oso de Oro al Mejor Cortometraje: T, de Keiha Rae Witherspoon (Estados Unidos)
  • Oso de Plata al Mejor Cortometraje: Filipiñana, de Rafael Manuel (Filipinas, Reino Unido)
Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 278 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

1 Trackback / Pingback

  1. La región de Veneto da luz verde al Festival de Venecia - Industrias del Cine

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*