‘Parásitos’, una retorcida comedia negra sobre la lucha de clases

La vida con humor es mucho mejor, aunque sea del negro. Parásitos desembarcó en el pasado Festival de Cannes con una propuesta transgresora, mordaz y atrevida, lo que le sirvió para hacerse con la Palma de Oro al mejor largometraje, y ahora llega al Festival de San Sebastián para seguir sorprendiendo con su retorcido humor bajo el cual se esconde una afilada lectura llena de matices. Una película que entremezcla géneros y que se presenta como una ácida crítica hacia una sociedad intoxicada por el capitalismo más extremo y sumida en una profunda crisis de valores.

El cineasta coreano Bong Joon-Ho hila con asombrosa audacia una historia de una familia que vive en un sótano en condiciones muy precarias desde que los padres perdieron su trabajo. Los hijos tratan de encontrar empleos para subsistir y, mientras, sueñan con mejorar su vida y algún día poder ir a la universidad. Con afán de sobrevivir, el hijo de la familia logra entrar, a base de mentiras, en el servicio de una familia adinerada como profesor particular. A partir de ahí, la familia empezará, cual parásito, a ocupar el resto de lugares de trabajo de la lujosa casa.

Boon Joon-Ho lo dispone todo para el irremediable choque de clases. Si bien Parásitos empieza como una divertida comedia negra, poco a poco irá transformándose en un film con toques de thriller y drama familiar, con un poderoso trasfondo de crítica hacia una sociedad cada vez más deshumanizada desesperada por asaltar el poder.

Estamos frente a un retrato de dos modos de vida que conviven en la actualidad y que sirven a Boon Joon-Ho para cargar contra el capitalismo dominante en el mundo. Y lo hace con un entretejido juego de falsas identidades creando situaciones tan cómicas como incómodas. Con esta doble vertiente, el coreano, autor de The host y Okja, consigue generar complicidad con el espectador gracias a su humor negro a la vez que lo horroriza planteándole dilemas morales que yacen bajo la trama.

A lo largo de sus dos horas de metraje, Parásitos nos transmite un cóctel de emociones y nos propone una serie de lecturas acerca de la realidad a la que se enfrentan millones de ciudadanos. ¿Quién son los parásitos? ¿Los que buscan mejorar su vida aunque sea a costa de los demás o aquellos que, con sus acciones y su estatus, bloquean cualquier cambio en el sistema imperante que contribuya al ascenso de los desfavorecidos?

Sin duda, Parásitos es una película de obligado visionado para todos aquellos interesados en disquisiciones sobre el estatus social jerárquico y las desigualdades que comporta una sociedad basada en el capitalismo más estricto. Su estreno en los cines de España está previsto para el próximo 25 de octubre de la mano de La Aventura.

Lídia Oñate
Acerca de Lídia Oñate 57 Articles
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Dirección de Redes Sociales y Marketing Digital por Fundeun – Universidad de Alicante. Actualmente me encuentro inmersa en la distribución cinematográfica, un sector que vivo de lleno desde la comunicación y el marketing. Me encantan las bambalinas del mundo televisivo y cinematográfico, viajar (tanto cerca como lejos), hacer fotos de paisajes y gastronomía que luego irán a mi Instagram, disfrutar con la Historia y echar una partidas al Monopoly, la Play o lo que se tercie. Porque sí, la diversión en la vida es importante. Y el cine ayuda. Me podéis contactar en lidiaonate@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*