Los Goya 2022: Analizamos las actuaciones nominadas a Mejor Actriz Revelación y Mejor Actor Revelación

El próximo 12 de febrero en Valencia, un nuevo actor y una nueva actriz revelación precederán a los ganadores de la 35ª edición de los Premios Goya celebrados el año pasado: Jone Laspiur, por Ane, y Adam Nourou, por Adú. Desde Industrias del Cine, analizamos los 8 candidatos al Goya revelación 2022 en un intento por comprender qué detalles aportaron a sus personajes y las tentativas que tienen de alzarse con el preciado galardón y situarse de manera más visible en el punto de mira de nuestro cine.

Nominadas a Mejor actriz revelación

Almudena Amor, por ‘El buen patrón’ (Fernando León de Aranoa)

Mientras Almudena Amor promocionaba La abuela, el próximo film de Paco Plaza, en el festival de Sitges, el certamen proyectaba, al mismo tiempo, el anuncio de una famosa marca de café donde Amor también aparecía. Séptimo arte y publicidad, otro arte aparte. 2021 ha sido el año para la actriz madrileña, que pasaba de hacer básicamente comerciales a protagonizar dos películas de renombrados directores. De haberse estrenado La abuela, quizás estaríamos a punto de describir a la intérprete en ese rol, pero ha sido por su papel de Liliana en El buen patrón la razón por la cual opta al Goya a Mejor actriz revelación.

En la cinta del director de Los lunes al sol (2002), la actriz da vida a una becaria que entra a trabajar en la empresa dirigida por Javier Bardem. Un cierto posado de modelo (enigmático y pícaro, pero también algo falso) persigue a Amor como si fuera clara sabedora de que la cámara la sigue. Dejando a un lado las dudosas decisiones de su personaje y la veracidad de sus acciones (los sueños de un cincuentón con poder por los que deberíamos pedir explicaciones a León de Aranoa), Almudena es una clara favorita al galardón y muchos ven en ella a una nueva promesa del cine español por las posibilidades que su halo despierta. Un papel sencillo sobre una joven ilusionada y aparentemente ingenua que tomará las riendas de una situación desconcertante.

María Cerezuela, por ‘Maixabel’ (Iciar Bollain)

En una de las primeras escenas de la nominada María Cerezuela en Maixabel, esta irrumpe en un llanto estrepitoso, característico por su particular tono, tras enterarse de que su padre ha sido asesinado por ETA. Un llanto curioso y chirriante quizás porque su personaje ya se huele que algo sucederá, está preparada para ello, y un llanto que marca la actitud del personaje: María es una hija sensible, atenta, precavida, que a partir de entonces buscará la seguridad de su madre, la valiente Maixabel (Blanca Portillo, también nominada en la categoría de Mejor actriz protagonista).

La reflexiva película de Bollain, sobre el perdón de una viuda a los asesinos de su marido, emociona desde su sencillez, al igual que el personaje de la actriz vasca: un rol contenido y en apariencia simple, pero que ataca a la idea universal de que muchas veces, “lo complejo es ser sencillo”.

Ángela Cervantes, por ‘Chavalas’ (Carol Rodríguez Colás)

Después de varios papeles menores, Ángela Cervantes es llamada para protagonizar Chavalas, el primer film de Carol Rodríguez Colás. Compartiendo escena con Vicky Luengo, Carolina Yuste y Elisabet Casanovas, Cervantes es una de las que de manera más natural muestra ese lado de clase obrera que pretende transmitir la película, y es que su personaje no tiene ningún conflicto con quién es: una chica sencilla de barrio que trabaja en un bar y es, aunque algunos puedan verlo como algo ajeno, llanamente feliz.

Como ya demostró en Donde caben dos (Paco Caballero, 2021), la hermana del también actor Álvaro Cervantes tiene facilidad para la comedia y la desfachatez interpretativa, inclinándose por una actitud fresca y relativamente ajena a los estándares perfeccionistas de la industria. En una entrevista reciente, comentó que ya había empezado a practicar con un bote de champú por si le daban el premio. Desde Industrias del Cine, creemos que es una de las candidatas con más papeletas.

Nicolle García, por ‘Libertad’ (Clara Roquet)

Cuando la cuarta plaza entre las nominadas a mejor actriz revelación parecía destinada a Tamara Casellas, la protagonista de Ama y nominada al Feroz a la mejor actriz del año, la nominación de la jovencísima Nicolle García ha sido una de las sorpresas de los Goya 2022. A García le ha favorecido formar parte del elenco de una de las nominadas a mejor película, pero que quede claro, su presencia no se debe a un posible efecto arrastre si no que está en esta categoría por méritos propios, aportando a su personaje las dosis justas de inocencia y desobediencia ante una vida que le parece injusta.

Nicolle García interpreta a la rebelde adolescente Libertad, la hija de la criada de la casa de veraneo donde pasa sus vacaciones Nora con su familia burguesa. Un año menor y con mucha menos experiencia en la vida, Nora formará con Libertad una amistad en la que descubrirá el camino de la rebeldía, del autodescubrimiento y de una prematura madurez, a pesar de las desigualdades de clase y origen que hay entre ambas.

Nominados a Mejor actor revelación

Óscar de la Fuente, por ‘El buen patrón’ (Fernando León de Aranoa)

Después de más de 20 años de trabajos interpretativos, Óscar de la Fuente se ha visto nominado como Mejor actor “revelación” por El buen patrón, entendiendo como “revelación” su incursión en el mundo del cine, donde solo había hecho una película hasta la fecha. El de De la Fuente es un papel singular, el de un piquete que se revela, nunca mejor dicho, ante el patrón que tanto dice velar por sus empleados. Un personaje insistente con un toque cómico que esconde un trasfondo social mientras canta, solo, que “los trabajadores, unidos, jamás serán vencidos”.

Sin duda una novedad cinéfila a la que seguirle la pista, pero ¿conseguirá vencer a los más emergentes?

Jorge Motos, por ‘Lucas’ (Álex Montoya)

Jorge Motos se mudó a Madrid desde su Valencia natal a los 17 años en busca de una carrera como intérprete. Ahora, con 22, ha recibido la nominación a Mejor actor revelación por Lucas, la película de Álex Montoya basada en su corto homónimo de 2012. En ella, Motos concentra la mayor parte del protagonismo a pesar de una trama pedófila nada despreciable. Somos capaces de verle enfadado, frustrado e incomprendido, pero la obra también nos enseña una cara amable, sensible o en éxtasis de su papel. Todo ello regado por una cojera que acompaña al personaje.

El ya actor, tocado por unas características pecas y una prominente nariz, acaricia muchas aristas distintas en un personaje marginado desde la muerte de su padre. Este puede ser uno de los elementos que conmueva a la Academia, normalmente en busca de una persona con presencia y talento en ebullición para los premios revelación.

Tarik Rmili, por ‘El buen patrón’ (Fernando León de Aranoa)

Rmili es otro de los actores que se ha visto salpicado por el entusiasmo que ha generado El buen patrón y su elenco. El actor marroquí, que se licenció en arte dramático en Rabat, tiene un papel bastante secundario (a la par que revelación), pero que defiende con férrea actitud y credibilidad, dos características que valoramos sobremanera en cualquier trabajo interpretativo.

Su papel de Khaled, un encargado en ascenso que se beneficiará de la decadencia del personaje de Manolo Solo (también nominado al Goya a Mejor actor de reparto), lo aleja del socorrido rol de inmigrante o similar que le podrían haber ofrecido debido a su nacionalidad. Su nominación tiene sentido, no obstante opinamos que va más de la mano del éxito del film de León de Aranoa que por el propio papel.

Chechu Salgado, por ‘Las leyes de la frontera’ (Daniel Monzón)

Difícil asociar al Chechu Salgado de Las leyes de la frontera, todo presencia y carácter, con el frío e indiferente etarra de Patria. Una caracterización sutil, pero creíble, lo convierte en un joven de los bajos fondos de Gerona a finales de los 70 a pesar de que el intérprete gallego ya ha sobrepasado la treintena.

Su papel es canalla e irracional, aunque interesantes matices de la producción lo elevan hasta la posición de buen camarada y lo alejan de la simpleza que un delincuente cualquiera podría tener, y aplaudimos que haya llamado la atención de los académicos a pesar del protagonismo de Marcos Ruiz. Viendo la cualidad de camaleón de Salgado, no nos extrañaría que el Goya revelación recayera en sus manos.

Claudia Guillén
Acerca de Claudia Guillén 54 Articles
Graduada en Publicidad y RRPP por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Film Business por la ESCAC. También cursé Historia de Cine y Crítica cinematográfica en La Casa del Cine. Después de pasar por algunas agencias de comunicación y adquirir experiencia en el sector de la distribución de cine, trabajé en Rakuten TV desarrollando y coordinando las producciones originales de la plataforma. Actualmente, trabajo en Elastica Films, productora y distribuidora de cine independiente. En mis ratos libres leo con bastante avidez y busco películas españolas curiosas por los Encantes o el Rastro.