‘Forman vs Forman’: en busca de la libertad creativa

El documental Forman vs Forman con el que el Festival DocsBarcelona ha cerrado su 23ª edición, celebrada en Filmin, nos ofrece un repaso completo a la carrera del director checo Milos Forman, autor de clásicos modernos como Alguien voló sobre el nido del cuco y Amadeus. Dando el protagonismo absoluto al director en forma de entrevistas filmadas, los realizadores Helena Trestiková y Jakub Hejna trazan una línea continua desde su traumática infancia hasta el final de su carrera con un leit-motiv recurrente: la búsqueda de la libertad.

Forman desea crear obras que expresen la crítica a la sociedad o que muestren los contrastes del comportamiento humano. Desde el principio no lo tiene fácil en su país natal, Checoslovaquia, bajo un régimen comunista que solo ofrece a los espectadores films que ensalzan el realismo socialista. Considerado como uno de los pioneros de la “nueva ola checa”, muy pronto obtiene reconocimiento con sus primeras obras, hasta el punto de ser seleccionado en el Festival de Cannes con Al fuego, bomberos (1967). Pero el día del estreno se topa con el boicot al festival promovido por, entre otros, François Truffaut, Jean-Luc Godard, Louis Malle y Roman Polanski, con lo que decide retirar también su obra. Paradójicamente, la protesta de los cineastas contra un cine que no refleja la realidad de lo que estaba pasando en la sociedad francesa durante el Mayo del 68 se ceba con una película que contiene una ácida crítica hacia la configuración de la sociedad checa por parte del régimen socialista.

Estas contradicciones se repiten a lo largo de toda la carrera del cineasta checo. Después del intento fallido de la primavera de Praga se autoexilia a los Estados Unidos, donde estrena Juventud sin esperanza (1971), un retrato del movimiento hippy desde el punto de vista de los padres que pasa completamente desapercibido, en sus palabras “por ser demasiado europeo para el gusto del espectador americano”. De ahí que caiga en una depresión y se recluya en el mítico Chelsea Hotel, del que no saldrá hasta que recibe la propuesta de filmar Alguien voló sobre el nido del cuco (1975).

Danny DeVito, Milos Forman y Jack Nicholson, actores y director de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’.

A partir de ahí, Forman puede escoger bien los proyectos que llevará a cabo, que culminarán con la apoteósica Amadeus (1984), cumbre de su carrera. Se toma bien el fracaso de Valmont (1989) porque coincide con la llegada de la democracia a Chequia de la mano de su amigo y antiguo compañero de internado Vaclav Hável, hecho mucho más importante para él que el fracaso de un film que no soportó las comparaciones con Las amistades peligrosas de Stephen Frears.

Sin embargo, el broche de su carrera llegaría mucho después, cuando puso en juego lo que verdaderamente le importaba explicar, y a lo que había dedicado su vida entera: la libertad. El escándalo de Larry Flynt (1996) se debe ver no como una historia de justicia o de libertad de expresión, si no como un canto a la libertad creativa de los artistas y a la libertad de los seres humanos en general, el bien más preciado para alguien que sufrió su falta durante un periodo extenso de su vida.

Jaume Felipe
Acerca de Jaume Felipe 18 Articles
Vinculado al CineClub Vilafranca durante más de dos décadas, y con media vida en el mundo de los medios de comunicación y la fotografía, actualmente me hallo en la biblioteca pública, desde donde dinamizo programas colaborativos de cine para la Xarxa de Biblioteques Municipals de la Diputació de Barcelona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*