Roman Polanski protagoniza la programación de septiembre en la Filmoteca de Catalunya

Laurent Bouzereau dirigió 'Confesiones de Roman Polanski' (2011), un film sobre la obra del cineasta.

Este mes de septiembre la Filmoteca de Catalunya dedica una retrospectiva al cineasta Roman Polanski, que está de actualidad por partida doble: porque presenta su nueva película en el 76 Festival de Cine de Venecia, J’accuse, que se centra en el caso Dreyfus, y porque es uno de los personajes del Hollywood de finales de la década de los sesenta que aparecen en el último film de Quentin Tarantino, Érase una vez en Hollywood, estrenado el pasado 15 de agosto.

La retrospectiva, titulada Roman Polanski, un clásico moderno, comenzó el 1 de septiembre, con La novena puerta, la adaptación de la novela El club Dumas, de Arturo Pérez-Reverte protagonizada por Johnny Depp. Hasta el 6 de octubre se proyectarán una veintena de largometrajes y una selección de cortos de uno de los directores contemporáneos más interesantes y todavía en activo, con una filmografía ecléctica que pasó por Hollywood, hasta que por problemas con la justicia se vio obligado a volver a Europa para seguir su carrera, y con su mujer como aliada y musa, Emmanuelle Seigner.

En sus memorias, Polanski cuenta que siempre ha visto borrosa la línea que separa la fantasía de la realidad. Efectivamente, la enorme influencia que ha tenido su azarosa vida en su obra así lo corrobora. El Holocausto nazi marcó gravemente su juventud y constituye una de las claves de su universo fílmico: con personajes todavía inmaduros y oprimidos por un grupo, que se mueven entre el absurdo y el desconcierto, y que tienen que remar contra la fatalidad.

A su vuelta a Europa, después de paso por Hollywood, se adaptó a su sistema de coproducción, donde siguió realizando historias con personajes en apuros que tienen que lidiar con temas como la humillación, los mecanismos de poder y de dominación, o la fusión íntima entre el sexo y la muerte, por seguir construyendo una de las obras más intensas y aplaudidas del cine moderno.

Emmanuelle Seigner volvió a coincidir bajo las órdenes de Polanski por cuarta vez en ‘La venus de las pieles’ (2013).

Una filmografía dominada por ambientes claustrofóbicos y enfermizos

Polanski nació en una familia de emigrantes judíos polacos en 1933, que volvió a Polonia poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de sufrir los estragos de la contienda, Polanski se forma en la escuela de cine de Lodz, como su compatriota Krzysztof Kieslowski. Su primer largometraje, El cuchillo en el agua, rodado en Polonia y nominado al Oscar al mejor film de habla no inglesa, llamó la atención y travesó fronteras, mostrando su predilección por los ambientes claustrofóbicos y enfermizos.

Inmediatamente después rueda en el Reino Unido Repulsión (1965), con una estrella internacional como Catherine Deneuve, y Cul-de-sac (Callejón sin salida) (1966), con Donald Pleasance, que le abren las puertas de Hollywood, donde en 1967 realiza El baile de los vampiros, que coprotagoniza con la que se convertiría en su mujer, Sharon Tate, y Rosemary’s Baby (La semilla del diablo) (1968), que lo consagra definitivamente.

El brutal asesinato de su esposa provoca un parón en su carrera, que retoma con dos fracasos comerciales, Macbeth (1971) y ¿Qué? (1972), hasta que reencuentra el éxito con su particular visión del cine negro clásico en Chinatown (1974). Las dificultades para tirar adelante el proyecto de Piratas (que finalmente realiza en 1986), lo llevan a rodar Le locataire (El quimérico inquilino), un nuevo fracaso comercial, en 1976 en Europa, donde se acaba refugiando después de ser acusado de violación de una menor en los Estados Unidos, y donde continuó una carrera más intermitente, marcada por la presencia de su mujer Emmanuelle Seigner, con quien coincidió por primera vez en Frantic (Frenético) (1988), y que más tarde protagonizó films como Lunas de hiel, La venus de las pieles y la reciente Basada en hechos reales. Entre las obras más destacadas de Polanski destaca la notable El pianista (2002), protagonizada por Adrien Brody, que le valió un Oscar a la mejor dirección que no pudo recoger personalmente.

Industrias del Cine
Acerca de Industrias del Cine 93 Articles
‘Industrias del Cine’ nace como un medio especializado en cine con la voluntad de reivindicar el oficio de cineasta. Entrevistamos a los protagonistas del mundo cinéfilo, analizamos taquillas, dedicamos reportajes al funcionamiento de las diferentes ramas de la industria, revisamos grandes y pequeñas historias del cine y cubrimos la actualidad más destacada de los festivales y premios. Este es, también, un espacio en el que compartir y aprender sobre lo que desde pequeños tanto nos ha entusiasmado y emocionado: el cine.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*