Festivales y premios de todo el mundo se reinventan frente al Coronavirus

Debido a la crisis provocada por el COVID-19 festivales como Cannes, Venecia y San Sebastián aúnan fuerzas, mientras los Oscar, los Goya y los EFA adaptan sus bases a los estrenos online.

En la normalidad que tanto ansiamos desde hace semanas, aquella que conocíamos hasta hace dos o tres meses, hoy 12 de mayo se hubiese inaugurado en Cannes el festival de cine más importante del mundo. En un primer momento, Cannes anunció nuevas fechas para el certamen. Sin concretarlas, se dijo que se celebraría entre finales de junio y principios de julio, pero ya a mediados de abril esta opción fue finalmente descartada en busca de nuevas alternativas.

Thierry Fremaux, director delegado del festival, anunció hace solo unos días que en junio darían a conocer las películas que iban a conformar la sección oficial y las paralelas. Se trata de una selección de unos cincuenta filmes que irán llegando a las salas desde el verano hasta el próximo Festival de Cannes. El certamen organizará eventos, algunos de ellos en otros festivales de cine, como los que están por celebrar (si se puede) en otoño, para presentar estas películas, que podrán llevar el sello de Cannes. Aunque no concursen a competición, podrán presumir de haber sido seleccionadas. Se prevé una estrecha colaboración entre los festivales de Venecia y Cannes, para presentar títulos conjuntamente. También se abren a la posibilidad de que películas seleccionadas por Cannes puedan entrar a concurso en festivales como San Sebastián. Igualmente, Fremaux anunció que, si así lo desea, el director Spike Lee, encargado de presidir el jurado 2020, podrá presidir el de 2021.

Debate abierto sobre los festivales online

Lo que sí queda descartado totalmente es la celebración virtual del certamen con un tajante “un festival ‘online’ de cine no es un festival”, según ha declarado Fremaux en una entrevista publicada hoy en el diario El País, ya que para él “las plataformas son televisión”. Es un debate abierto ya y que seguirá sobre la mesa de los próximos festivales. Por lo pronto, una muestra del éxito la encontramos en el D’A Film Festival de Barcelona, que ha multiplicado por diez su público en el formato online. Ha pasado de los 20.000 espectadores presenciales en 2019 a los 210.000 virtuales en 2020. Falta saber si estos últimos son económicamente más rentables que los de 2019, pero abre las puertas a festivales híbridos de cara a un futuro más cercano.

Sin olvidar el We Are One: A Global Film Festival que acogerá YouTube a partir del 29 de mayo, el festival digital impulsado por Tribeca Enterprises que contará con la programación de películas y charlas impulsado por más de 20 festivales, incluidos Cannes, Berlín, Venecia y San Sebastián.

Los Goya y los Oscar toman medidas excepcionales

En paralelo, los premios cinematográficos comienzan a adaptar las bases a las circunstancias actuales. Ayer mismo la Academia Española de Cine anunciaba una flexibilización de las condiciones para participar en los Premios Goya 2021 para dar cabida a películas que tenían su estreno previsto en cines comerciales, pero a causa del cierre de las salas ocasionado por el COVID-19 han tenido que estrenarse directamente en formato digital. La Academia reitera que es una medida excepcional y recalca su compromiso con la exhibición tradicional como “la forma ideal de disfrutar de una película”. Desde la Academia añaden también que con la vuelta a la normalidad y reapertura de las salas de cines esta medida podrá revisarse o finalizarse.

Hace unas semanas fue la Academia de Hollywood la que dio el paso, como habían hecho ya los Globos de Oro semanas atrás, anunciando que de manera excepcional se iba a permitir la inscripción de películas a los Oscar a aquellos filmes producidos para estrenarse en salas que se hayan visto obligados a estrenarse de manera online debido al cierre de las salas. Algo que afecta especialmente las de Los Ángeles, ciudad en la que las bases obligan estrenar y mantenerse una semana en cartelera para llegar a los Oscar. Una vez nos incorporemos a la (nueva) normalidad las reglas que regirán qué películas pueden o no competir en los premios de la academia serán las mismas de año anteriores.

Por último, la Academia Europea de Cine comunicó las bases para la próxima edición de sus premios, que se entregarán en diciembre. Entran a concurso las películas europeas estrenadas entre el 1 de junio de 2019 y el 31 de mayo de 2020, y excepcionalmente podrán participar aquellas estrenadas de manera virtual entre los meses de junio y septiembre de 2020 siempre y cuando se llegue a un acuerdo para distribuir el título en la plataforma VOD de la Academia. Entre todas las películas inscritas la Academia Europea de Cine hará, como cada año, una selección de los títulos europeos que finalmente competirán en los EFA y entre los cuales saldrán las nominadas.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 263 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*