De Buñuel a Almodóvar: los 17 españoles en el Jurado de Cannes

Foto: François Guillot/AFP

A lo largo de la historia del Festival de Cannes 17 españoles del mundo del cine y la literatura han formado parte del jurado del festival más importante del mundo. Desde el aragonés Luis Buñuel, que participó del jurado en 1954, hasta Almodóvar, que lo presidió en 2017, catorce hombres y dos mujeres han tenido ese honor, y tan solo un español ha repetido: Pedro Almodóvar.

Luis Buñuel

La primera vez que un español formaba parte del jurado oficial del Festival de Cannes fue en 1954, y como no podía ser de otra manera, fue Luis Buñuel. El cineasta aragonés realizó algunas de sus mejores películas en Francia, como Belle de jour (1966) y El discreto encanto de la burguesía (1972), por la que consiguió el Oscar a la mejor película en habla no inglesa. Además es el único director español en conseguir la Palma de Oro, gracias a Viridiana, un film de 1961 que no pudo verse en España hasta el final del franquismo.

Buñuel compartió jurado en 1954 con el cineasta, dramaturgo y escritor Jean Cocteau, que hacía la función de presidente, y con Jean Aurenche, André Bazin, Henri Calef, Guy Desson, Philippe Erlanger, Michel Fourre-Cormeray, Jacques-Pierre Frogerais, Jacques Ibert, Georges Lamousse, André Lang, Noël-Noël, Georges Raguis. La Palma de Oro fue para la película japonesa La puerta del infierno, de Teinosuke Kinugasa y el Premio Especial del Jurado para Monsieur Ripois de René Clément.

Juan Antonio Bardem

El año siguiente, en 1955, fue otro director español, y de la misma generación que Buñuel, quien ocupó una silla en el jurado de Cannes. Fue Juan Antonio Bardem, cuya película La venganza (1959) se convirtió en el primer film español en optar al Oscar a la mejor película en habla no inglesa. En 1953 recibió en el Festival de Cannes una mención especial por el guion de ¡Bienvenido, Mister Marshall!, que escribió junto a Luis García Berlanga y Miguel Mihura.

Bardem compartió jurado en 1955 con el escritor Marcel Pagnol, que presidía el jurado, y con Marcel Achard, A. Dignimont, Jacques-Pierre Frogerais, Leopold Lindtberg, Anatole Litvak, Isa Miranda, Leonard Mosley, Jean Nery y Sergei Yutkevich. La Palma de Oro fue para Marty, de Delbert Mann, la única película que ha conseguido ganar como mejor película en Cannes y en los Oscar. El Premio Especial del Jurado fue para el documental italiano Continente perdido, de Enrico Gras, Giorgio Moser y Leonardo Bonzi, sobre el archipiélago malayo y la isla de Bormeo.

Carlos Fernández Cuesta

En 1959 un español volvió a ocupar una silla en el jurado del festival más prestigioso del mundo. Se trató de Carlos Fernández Cuesta, un periodista, historiador del cine y crítico que fue el fundador y primer director de la Filmoteca Española y que fue también director del Festival de San Sebastián.

Cuenca compartió jurado en 1959 con el dramaturgo y guionista Marcel Achard, presidente del jurado, y con Antoni Bohdziewicz, Michael Cacoyannis, Pierre Daninos, Julien Duvivier, Max Favalelli, Gene Kelly, Carlo Ponti, Micheline Presle y Sergei Vasilyev. La Palma de Oro fue para Orfeo negro, de Marcel Camus, que después ganaría el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, y el Premio Especial del Jurado para la alemana Sterne de Konrad Wolf. En esa edición también compitieron Los 400 golpes de François Truffaut, que se alzó con el premio al mejor director, y Nazarín de Luis Buñuel, que consiguió el Premio Internacional.

Joaquín Calvo Sotelo

Pasamos a 1964, cuando formó parte del jurado el periodista y dramaturgo Joaquín Calvo Sotelo, tío del futuro presidente del gobierno español Leopoldo Calvo Sotelo. Además fue miembro de la Real Academia Española y presidió la SGAE entre 1963 y 1969.

Calvo Sotelo compartió mesa con el cineasta alemán Fritz Lang, que presidió el jurado, y René Clément, Jean-Jacques Gautier, Alexandre Karaganov, Lorens Marmstedt, Geneviève Page, Raoul Ploquin, Arthur M. Schlesinger, Jr. y Véra Volmane. La Palma de Oro fue para Los paraguas de Cherburgo, de Jacques Demy, y el Premio Especial del Jurado para La mujer de la arena de Hiroshi Teshigahara.

Max Aub

El año siguiente, en 1965, fue el escritor Max Aub quien formó parte del jurado. Nacido en París, fue criado en España para finalmente exiliarse en México tras la Guerra Civil, donde murió en 1972. Aub formó parte del jurado con la actriz dos veces ganadora del Oscar Olivia de Havilland, como presidenta, y con Michel Aubriant, Rex Harrison, François Reichenbach, Alain Robbe-Grillet, Konstantin Simonov, Edmond Ténoudji y Jerzy Toeplitz. La Palma de Oro fue para El Knack… y cómo conseguirlo, del británico Richard Lester, y el Premio Especial del Jurado para El más allá, de Masaki Kobayashi.

Fernando Rey

Tuvieron que pasar diez años para que otro español ocupase un lugar en el jurado oficial de Cannes. Fue Fernando Rey, uno de los actores más importantes de la historia del cine español. Algunos de sus mejores trabajos los realizó bajo la dirección de Luis Buñuel, como en las películas como Viridiana (Palma de Oro), Tristana, El discreto encanto de la burguesía (oscar a la mejor película en habla no inglesa) y Ese oscuro objeto de deseo. Además fue el antagonista de Gene Hackman en la ganadora de cinco Oscar French Connection, contra el imperio de la droga (1971) y recibió el premio al mejor actor en el Festival de Cannes de 1977, por Elisa, vida mía, de Carlos Saura. Ganó dos veces la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián y en 1988 recibió el Goya al mejor actor por Diario de invierno.

En 1975 la presidenta del jurado fue la actriz francesa Jeanne Moreau y junto a Rey se sentaron a deliberar Anthony Burgess, André Delvaux, Gérard Ducaux-Rupp, George Roy Hill, Léa Massari, Pierre Mazars, Pierre Salinger y Youlia Solntzeva. La Palma de Oro fue para el film argelino Crónica de los años de fuego, de Mohammed Lakhdar Hamina y el Gran Premio del Jurado para la alemana El enigma de Gaspar Hauser, de Werner Herzog. En esa edición también compitieron Lenny, de Bob Fosse, por la cual Valerie Perrine ganó el premio a la mejor actriz, y Perfume de mujer, por la que Vittorio Gassman fue premiado como mejor actor.

Lorenzo López Sancho

En 1976 fue otra cara hoy poco recordada quién ocupó un lugar en el jurado oficial de Cannes. Fue el periodista y crítico teatral leonés Lorenzo López Sancho, que, entre otros cargos a lo largo de su extensa carrera periodística, fue corresponsal de La Vanguardia en París durante los años 60. En el jurado de 1976 coincidió con el escritor peruano Mario Vargas Llosa, que por entonces no contaba aún con la nacionalidad española, concedida en 1993, ni con el Premio Nobel de Literatura que se le sería otorgado en 2010.

El presidente del jurado fue el dramaturgo Tennessee Williams, autor de importantes obras adaptadas al cine en premiadas películas como Un tranvía llamado deseo, La rosa tatuada, De repente el último verano, La gata sobre el tejado de zinc, Dulce pájaro de juventud y La noche de la iguana. Completaron el jurado Jean Carzou, Mario Cecchi Gori, Costa Gavras, András Kovács, Charlotte Rampling y Georges Schéhadé. La Palma de Oro de esa edición es de las más recordadas, ya que fue a parar a Taxi Driver, del joven Martin Scorsese. El Gran Premio del Jurado fue compartido por La marquesa de O, de Éric Rohmer, y la española Cría cuervos, de Carlos Saura. A destacar el premio como mejor actor a José Luis Gómez, por Pascual Duarte, de Ricardo Franco y basada en la novela de Camilo José Cela.

Luis García Berlanga

No podía faltar en esta lista otro de los grandes de la cinematografía española, que junto a Bardem y Buñuel conformaron Las tres B del cine español. Hablamos del valenciano Luis García Berlanga, que formó parte del jurado en 1979. Berlanga compitió en el festival francés tres veces a lo largo de su carrera. La primera ocasión fue en 1953 con ¡Bienvenido mister Marshall!, premiada como mejor comedia y mejor guion. Después vinieron Plácido (1962) y Patrimonio nacional (1982), que se fueron de vacío. A lo largo de su carrera, Berlanga cosechó importantes reconocimientos como la nominación al Oscar a la mejor película de habla no inglesa por Plácido, el Premio Nacional de Cinematografía en 1980, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1986 y el Goya a la mejor dirección en 1993 por Todos a la cárcel.

En 1979 presidió el jurado de Cannes la escritora, dramaturga y guionista Françoise Sagan y formaron parte del jurado, además del propio Berlanga, Sergio Amidei, Rodolphe-Maurice Arlaud, Maurice Bessy, Paul Claudon, Jules Dassin, Zsolt Kézdi-Kovács, Robert Rozhdestvensky y Susannah York. Ese año se entregaron dos Palmas de Oro, ex aequo, incontestables. La primera a El tambor de hojalata, del alemán Volker Schlöndorff, que meses más tarde ganaría el Oscar a la mejor película en habla no inglesa. La segunda Palma fue para Apocalypse Now, de Francis Ford Coppola, quien ya había ganado una Palma anteriormente, en 1974, por La conversación. El Gran Premio del Jurado fue para la soviética Siberiada, de Andrei Konchalovski. También fueron premiados como mejor director Terrence Malick por Días del cielo, Sally Field como mejor actriz por Norma Rae y Jack Lemmon como mejor actor por El síndrome de China.

Antonio Gala

El escritor cordobés, aunque nacido en Ciudad Real en 1930, formó parte del jurado de Cannes en 1981. Aunque su obra literaria, sumando poemas, artículos y novelas es extensa, su vinculación con el mundo del cine es prácticamente inexistente. Trabajó a finales de los 60 y los 70 como guionista de programas de televisión, y una de sus novelas, La pasión turca, fue adaptada al cine por Vicente Aranda en 1994.

En 1981 presidió el jurado el cineasta francés Jacques Deray y también formaron parte del jurado Ellen Burstyn, Jean-Claude Carriere, Robert Chazal, Attilio d’Onofrio, Christian Defaye, Carlos Diegues, Andrei Petrov y Douglas Slocombe. La Palma de Oro fue para la película polaca El hombre de hierro, de Andrzej Wajda. El Gran Premio del Jurado fue a parar a la película suiza A años luz, de Alain Tanner. Entre las seleccionadas ese año se encuentran la anteriormente citada Patrimonio nacional, de Berlanga, y las ganadoras del Oscar Mephisto y Carros de fuego, que no se fueron de vacío.

Jorge Semprún

Todo un intelectual como Jorge Semprún formó parte del jurado de Cannes en 1984, siguiendo con la costumbre de invitar a más escritores españoles que cineastas a formar parte del jurado oficial. Es difícil describir en pocas líneas la vida y obra de Semprún. Para empezar, decir que este escritor nacido en 1923 era nieto del presidente del gobierno Antonio Maura. Siendo niño, se exilió con su familia en Francia, donde se unió a la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. En 1943 fue deportado al campo de concentración de Buchenwald, un hecho que marcaría su obra literaria y política.

Semprún fue ministro de Cultura del Gobierno de España durante 1988 y 1991, bajo la presidencia de Felipe González. Años antes, fue nominado al Oscar hasta en dos ocasiones, por los guiones de La guerra ha terminado, de Alain Resnais, y Z, de Costa-Gavras, que sí consiguió el Oscar a la mejor película en habla no inglesa.

En 1984 el actor Dirk Bogarde presidió el jurado oficial de Cannes y Franco Cristaldi, Michel Deville, Stanley Donen, Istvan Dosai, Arne Hestenes, Isabelle Huppert, Ennio Morricone y Vadim Yusov también formaron parte del mismo. La Palma de Oro fue a parar a una ganadora incontestable: París, Texas, de Win Wenders. El Gran Premio del Jurado para la húngara Diario para mis hijos, de Márta Mészáros. El cine español se vio recompensado con el premio a la mejor interpretación masculina protagonista, para los actores Alfredo Landa y Paco Rabal, protagonistas de Los santos inocentes.

Néstor Almendros

Un año después, el director de fotografía español Néstor Almendros, nominado a cuatro Oscar y ganador de uno, por Días del cielo de Terrence Malick. Nacido en Barcelona en 1930 y exiliado a Cuba a los 18, este imprescindible fotógrafo, que empezó su andadura profesional al lado de maestros de la Nouvelle Vague como François Truffaut y Éric Rohmer, falleció en Nueva York en 1991 víctima del SIDA.

En 1985 el director checoslovaco Milos Forman, que acaba de ganar su segundo Oscar al mejor director por Amadeus, fue el encargo de presidir un jurado que conformaron, además de él y de Almendros, Jorge Amado, Mauro Bolognini, Claude Imbert, Sarah Miles, Michel Perez, Mo Rothmann, Francis Veber y Edwin Zbonek. La Palma de Oro fue para la película yugoslava Papá está en viaje de negocios, de Emir Kusturica, mientras que el Gran Premio del Jurado fue Birdy, de Alan Parker. En los apartados interpretativos fueron premiados William Hurt, por El beso de la mujer araña, como mejor actor (después ganaría el Oscar) y como mejor actriz Cher, por Máscara, y Norma Aleandro, por La historia oficial.  

Pedro Almodóvar

Siete años después, en 1992, fue Pedro Almodóvar quién formó parte del jurado oficial de Cannes. Además, es el único español que ha repetido, ya que en 2017 volvió como Presidente. En 1992 venía de ganar su primer César a la mejor película extranjera por Tacones lejanos, había sido nominado a un Oscar por Mujeres al borde de un ataque de nervios (premiada además en Venecia) y nominado a dos Globos de Oro. Aún así, aunque había ganado ya dos Goya, el de mejor director se le había resistido hasta entonces, del mismo modo que se le estaba resistiendo participar en la sección oficial de Cannes con una película, ya que hasta Todo sobre mi madre, en 1999, no lo consiguió.

En 1992 presidió el jurado de Cannes el actor francés Gérard Depardieu que se acompañó, además de Almodóvar, de John Boorman, René Cleitman, Jamie Lee Curtis, Carlo Di Palma, Nana Jorjadze, Lester James Peries, Serge Toubiana y Joële Van Effenterre. La Palma de Oro fue para la danesa Las mejores intenciones, de un Bille August que conseguía así su segunda Palma de Oro en cinco años. El Gran Premio del Jurado fue a manos del italiano Gianni Amelio y su película Los niños robados. Además se concedió un Premio Especial al 45 aniversario del festival, que recibió Regreso a Howards End, de James Ivory. El jurado entregó además dos Premios del Jurado, de los cuales uno fue a parar a La luz del membrillo, de Víctor Erice. En la edición de 1992 también participó El juego de Hollywood, que consiguió el premio al mejor director para Robert Altman y el de mejor actor para Tim Robbins.

Emilio García Riera

En 1995 el historiador y crítico hispanomexicano Emilio García Riera formó parte del jurado de Cannes que presidió por segunda vez la actriz francesa Jeanne Moreau. García Riera nació en 1931 en Ibiza pero después de la Guerra Civil se exilió con su familia, primero en la República Dominicana y más tarde en México, país al que llegaría en 1944 y donde desarrolló toda su obra profesional. Fue director del Centro de Investigaciones y Enseñanza Cinematográfica de la Universidad de Guadalajara, dirigió la colección cinematográfica Grandes Cineastas y fue crítico de cine en varias revistas y periódicos. Además, escribió el guion de tres películas y actuó en otras tantas. Su obra magna es la Historia Documental del Cine Mexicano, una obra en la que comenta más de 3500 películas rodadas entre 1929 y 1976.

Junto a García Riera y la presidenta Jeanne Moreau integraron el jurado Gianni Amelio, Jean-Claude Brialy, Nadine Gordimer, Gaston J-M Kabore, Michèle Ray Gavras, Philippe Rousselot, John Waters y Maria Zvereva. Emir Kusturica recibió su segunda Palma de Oro, esta vez por Underground, y el Gran Premio del Jurado fue para La mirada de Ulises, de Theo Angelopoulos.

Aitana Sánchez-Gijón

Aún sin cumplir los 32 años, la actriz española nacida en Roma, Aitana Sánchez-Gijón formó parte del jurado de Cannes en el año 2000. En ese momento Aitana era la presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, cargo que traspasó a Marisa Paredes en diciembre del 2000.

El jurado de esa edición fue presidido por el cineasta francés Luc Besson, y también contó con Jonathan Demme, Nicole Garcia, Jeremy Irons, Mario Martone, Patrick Modiano, Arundhati Roy, Kristin Scott Thomas y Barbara Sukowa. La Palma de Oro fue para la danesa Bailar en la oscuridad, de Lars von Trier, y el Gran Premio del Jurado para la china Los demonios en mi puerta, de Jiang Wen.

Javier Bardem

El primer actor español en conseguir un premio Oscar, Javier Bardem, participó como jurado de Cannes en 2005, dos años antes de conseguir el premio de la Academia americana por No es país para viejos, una película que en 2007 se fue de vacío en Cannes. Tampoco había recibido el premio al mejor actor del festival de Cannes por Biutiful, que recibió en 2011.

El jurado de Cannes 2005 lo presidió el serbio Emir Kusturica, ganador de dos Palmas de Oro. Formaron el jurado, además de Bardem y Kusturica, Fatih Akin, Nandita Das, Salma Hayek, Benoît Jacquot, Toni Morrison, Agnès Varda y John Woo. La Palma de Oro fue para la belga El niño, la segunda Palma de Oro conseguida por los hermanos Dardenne en seis años. El Gran Premio del Jurado fue para Flores rotas, una comedia de Jim Jarmusch. En el palmarés también figuraron la norteamericana Los tres entierros de Melquíades Estrada, de Tommy Lee Jones; la francesa Caché, de Michael Haneke; y la israelí Zona libre, de Amos Gitai.

Víctor Erice

El cineasta vasco formó parte del Jurado de Cannes en 2010. Es uno de los directores más reconocidos tanto a escala nacional como internacional. Pese a su corta filmografía, es autor de obras mayores y referenciales de la historia del cine español, algunas filmadas antes de la creación de los Premios Goya. Aunque alejado de la industria en las últimas décadas, su actividad cinematográfica no se ha detenido, pues se ha dedicado a la docencia y a propuestas audiovisuales de carácter experimental. Ganador del Premio Nacional de Cinematografía, de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián con El espíritu de la colmena y del Premio Especial del Jurado del Festival de Cannes por El sol del membrillo, nunca ha sido nominado a un Premio Goya.

El presidente del Jurado en 2010 fue el director americano Tim Burton. Del jurado también formaba parte el puertorriqueño Benicio del Toro, que obtuvo la nacionalidad española en 2011. Además de ellos tres, el jurado estaba compuesto por Alberto Barbera, Kate Beckinsale, Emmanuel Carrère, Alexandre Desplat, Shekhar Kapur y Giovanna Mezzogiorno. La Palma de Oro fue a manos de la película tailandesa El Tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas, de Apichatpong Weerasethakul. El Gran Premio del Jurado fue a parar a la francesa De dioses y hombres, de Xavier Beauvois. Como mejores actores fueron premiados el español Javier Bardem por Biutiful, y el italiano Elio Germano por La nostra vita, mientras que Juliette Binoche, por Copia certificada, fue premiada como mejor actriz.

Rossy de Palma

La actriz mallorquina formó parte del jurado oficial de Cannes de 2015. Es una de las chicas Almodóvar más reconocidas, apareciendo en siete películas del director manchego. Además, ha actuado en películas de directores como Robert Altman, Mike Figgis y Terry Gilliam, y es una de las musas del diseñador francés Jean-Paul Gaultier.

El jurado de 2015 fue presidido por primera vez por dos personas: Joel y Ethan Coen. Rossy de Palma y los directores americanos, que ganaron la Palma de Oro en 1991 gracias a la extraordinaria Barton Fink (aunque solo iba formada con Joel como director), estuvieron acompañados por Xavier Dolan, Jake Gyllenhaal, Sophie Marceau, Sienna Miller, Rokia Traoré, Guillermo del Toro. La Palma de Oro fue para la francesa Dheepan, de Jacques Audiard, mientras que el Gran Premio del Jurado fue para la húngara El hijo de Saúl, de László Nemes. También fueron premiadas las películas Carol (mejor actriz para Rooney Mara), La ley del mercado (mejor actor para Vincent Lindon) y Langosta, de Yórgos Lánthimos, con el Premio del Jurado.

Pedro Almodóvar

Y acabamos con el único español que ha presidido el jurado del Festival de Cannes en las 72 ediciones que se han sucedido hasta la fecha de hoy. No podía ser otro que Pedro Almodóvar, en 2017. Entre los 25 años sucedidos entre la primera vez que Almodóvar formó parte del jurado, en 1992, y esta segunda, el cineasta manchego ha cosechado todo tipo de éxitos en todo el mundo. Desde dos Oscar hasta el doctorado Honoris Causa por las universidades de Harvard y Oxford. Pero si hay un premio que se le resiste es la Palma de Oro de Cannes, que su jurado tuvo el honor de conceder a The Square, de Ruben Ostlund.

Ha sido dos veces premiado en Cannes, con la mejor dirección por Todo sobre mi madre, y con el mejor guion por Volver, película que además recibió el premio a la mejor actriz para el conjunto de su elenco principal femenino.

Acompañando a Almodóvar en el jurado encontramos a Maren Ade, Jessica Chastain, Fan Bingbing, Agnès Jaoui, Park Chan-wook, Will Smith, Paolo Sorrentino y Gabriel Yared. Como decíamos, la Palma de Oro fue para The Square, de Ruben Ostlund, y el Gran Premio del Jurado para 120 pulsaciones por minuto, de Robin Campillo. Fueron premiados como mejor dirección Sofia Coppola por La seducción, como mejor actor Joaquin Phoenix por En realidad nunca estuviste aquí y Diane Kruger como mejor actriz por En la sombra. El premio del jurado fue para la rusa Sin amor y la actriz Nicole Kidman recibió un premio especial por el 70 aniversario del festival.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 183 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*