‘Beast’, el diablo bajo la piel

En una isla del archipiélago de Jersey habita Moll, una joven inadaptada, consciente de ser la oveja negra de una familia de clase alta y aparente. Beast es la historia de una joven oprimida, apestada desde niña por un acto ‘justificable’ pero que no debió cometer. Solo la presencia de un forastero, de cuyo origen poco se sabe, parece soliviantar la presión que siente y mostrarse como es ella misma.

La llegada de este forastero coincide con la desaparición en la isla de una adolescente. Es un lugar salpicado por la tragedia, pues en los últimos años ese entorno ha vivido la desaparición y más tarde asesinato de otras jóvenes. Las sospechas que se ciernen sobre el joven no parecen en un principio importar ni incomodar a Moll, que ve en él a un igual: otro apestado, otra oveja negra.

Aquí la figura del intruso malefactor, aquel que llega a una comunidad para cambiarla negativamente, se convierte al mismo tiempo en un intruso benefactor para Moll, que ve en el hombre un desinhibido reflejo de lo que ella realmente puede llegar a ser y el motivo de un tardío despertar sexual. Esta dualidad convierte a la película en un relato apasionante sobre la eterna lucha sobre el bien y el mal. Todos, cualquiera de nosotros, llevamos una potencial bestia dentro, y la opresión más que domarla, consigue el efecto contrario, desbocarla.

En el apartado visual el film consigue acertadamente aproximarse a las maneras del cine nórdico. No en vano, la cinematografía británica y la escandinava comparten cielo, clima y paisajes, y narrativamente el film se aproxima a la reciente moda (en la última década) del cine de desapariciones, aunque en esta historia la protagonista es una simple testigo a la que el devenir de la investigación parece poco importar pues está viviendo su propia búsqueda, en su propio interior, la de ese animal que se esconde bajo su piel, aunque a diferencia de otras, su bestia es justiciera (y vengativa) y entiende el mal como respuesta a un mal aún peor, más salvaje, irracional e injustificado.

Beast es la ópera prima de Michael Pearce, cuyos cortometrajes anteriores, Rite y Keeping Out with the Joneses, estuvieron nominados a los premios BAFTA y a los BIFA (British Independent Film Awards). Su primer largometraje ha seguido la misma senda. Diez nominaciones en los BIFA, materializando el de mejor intérprete revelación, para Jessie Buckley, la actriz que interpreta a Moll. Además es candidata a dos premios BAFTA: mejor película británica y mejor debut de un director, escritor o productor británico. Por su parte, el forastero lo interpreta el músico Johnny Flynn, recientemente anunciado como protagonista de Stardust, el biopic de David Bowie.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 150 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*