‘Ejército de los muertos’, un gran remedio contra el entretenimiento

2021 está siendo un año un poco cara y cruz para Zack Snyder. Por un lado, después de una larguísima travesía que ha durado varios años, y que estuvo salpicada por las presiones de los fans del director, que incluso llegaron a organizarse para que viera a la luz su versión, del propio Snyder y del elenco que participó en la película, vimos, por fin, estrenada La Liga de la Justicia de Zack Snyder que mejoraba, por mucho, la propuesta cinematográfica presentada en 2017 por Joss Whedon. Hay que tener en cuenta que la versión de Whedon era un auténtico despropósito carente de alma y sentido, y por el que deberían de haber salido despedidos todos los ejecutivos de Warner Bros. que dieron el visto bueno (recuerden que la película, de 300 millones de presupuesto, fue un auténtico desastre en la taquilla). Pese a sus excesos, marca de la casa en Snyder, posiblemente su Liga de la Justicia sea la mejor película de toda su filmografía; una carrera, eso sí, que nunca ha destacado precisamente por su calidad cinematográfica.

Por otro lado, estrenaba Ejército de los muertos en Netflix, que le suponía una doble vuelta a los orígenes, ya que volvía a trabajar con una compañía que no fuera Warner Bros. y también regresaba a la temática zombi, algo que ya hiciera en su ópera prima por partida doble, puesto que en Amanecer de los muertos trabajó para Universal y no para la empresa de Bugs Bunny. Pese a las tiranteces entre Warner y Snyder, no está demás recordar que todas sus películas llevan el sello de esta empresa salvo las dos cintas con zombis de por medio.

Ejército de los muertos es un tostón de dos horas y media de duración que se hacen eternas. Sin el colchón que tenía en Amanecer de los muertos gracias a la potente versión original del maestro George A. Romero, Snyder se tira de cabeza a la piscina sin encontrar ni un rastro de agua en ella. Como ya viene siendo habitual, su incapacidad para concretar, para centrarse, para narrar, llenan de paja una historia llena de clichés sin interés, sin intensidad, y sin un drama y sin unos personajes que nos haga despertar lo más mínimo del inminente estado de somnolencia que produce este filme. Con un uso y abuso de canciones pop (más bien, malas versiones) fuera de contexto para provocar no sé qué en el espectador que nos recuerda directamente a la lamentable selección musical de la inefable Sucker Punch, solo uno puede llegar a rescatar de tal naufragio el arranque de la cinta donde ahí sí, Snyder es capaz de narrar y concretar, en el que crea un conjunto de escenas encadenadas con sentido. Es decir, lo más interesante es justo el comienzo que es más que probable que se desarrolle en la serie de animación Army of the Dead: Lost Vegas, también para Netflix, y que servirá como precuela del filme de Snyder.

En esta ocasión, Snyder no se contenta con ser director, guionista y productor, sino que va más allá en pos de convertirse en el artista total, un Leonardo da Vinci contemporáneo, porque aquí también ejerce, por primera vez en su carrera, como director de fotografía. Debido a esto, los resultados son nefastos. La falta de profundidad de campo, y su nula pericia para jugar con ella y la composición, no es más que una metáfora de la carencia de fondo que tiene el guion (algo muy habitual en la obra de Snyder). El acabado visual deja mucho que desear, y la aleja de su Liga de la Justicia, que por momentos tenía los mejores aciertos visuales de toda su filmografía.

La dirección de actores tampoco ha sido uno de los fuertes de Snyder a lo largo de los años, y aquí se evidencia aún más con un reparto carente de chispa y carisma.

Ejército de los muertos está muy lejos de ser Amanecer de los muertos 2 que, si bien era muy inferior a la versión de Romero, podría postularse junto a La Liga de la Justicia como el mejor filme de Snyder. Y no es que pretenda ser una continuación al uso, pero por guardar ciertos paralelismos con su debut, podría haber igualado, al menos, los méritos de su ópera prima. La cinta estrenada en Netflix puede que haga las delicias entre los seguidores más incondicionales del realizador, pero para el resto mi recomendación sería volver a ver Amanecer de los muertos, en el que podrán redescubrir al Snyder más contendido que jamás haya existido.

Giovanni Casella
Acerca de Giovanni Casella 28 Articles
Licenciado en Comunicación Audiovisual por la UMA y Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. Desde niño el cine ha sido mi principal pasión, aunque la he ido combinando con las series, los cómics y los videojuegos… Me interesa cualquier forma de expresión siempre que la historia o las sensaciones sean buenas. Colaboré en el weblog Zona Negativa, en la sección de cine y televisión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*