FERNANDO GONZÁLEZ MOLINA: “No quiero hacer la película que pienso que quieren los críticos”

Ayer llegó a la cartelera Legado en los huesos, pero dos meses antes, su director Fernando González Molina (Pamplona, 1975) visitó el pasado Festival de Sitges para presentar su nueva película, segunda parte de la trilogía del Baztán, una saga de películas (de momento tres) basada en las novelas de Dolores Redondo, un éxito editorial que ha recorrido todo el mundo. Nos encontramos con Fernando en el Hotel Melià de Sitges tras el visionado de su película para charlar de manera distendida con un director humilde pese a ser uno de los más taquilleros del cine español, responsable de éxitos comerciales como Fuga de cerebros, Tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti y Palmeras en la nieve.

¡Enhorabuena por la película!

Gracias, ¿te ha gustado?

Sí, y tengo que decirte una cosa. Aunque no suelo comparar libros y películas, en el caso de El guardián invisible me gustó más la película que la novela. No sé si te lo han dicho mucho…

Oyes de todo. ¿Y el Legado en los huesos te ha gustado más el libro o la película?

Pues no me he leído la novela. Preferí seguir la historia a través de las películas… Desde mi punto de vista, la primera película creo que no hizo la taquilla que merecía.

Yo también esperaba que hiciera más. Es verdad que hacer 600.000 espectadores y 3,7 millones de euros en España está al nivel de Contratiempo y Que Dios nos perdone, hay pocos thrillers que hayan hecho más. Pero es verdad que después de venir de Palmeras en la nieve que había hecho 18 millones de euros en taquilla y al partir de una trilogía literaria tan famosa, con su autora Dolores Redondo que acababa de ganar el Premio Planeta, y con una buena película, al menos a mí me lo parecía, sí, esperaba más. Aunque es verdad que el momento fue raro y que la película acabó siendo un éxito que ha permitido hacer estas dos nuevas películas.

Temía que no se diera luz verde a las continuaciones, y no solo se dio luz verde si no que las grabasteis del tirón.

Pensamos en el hecho de que la película funcionó bien, que se pudiera ver a través de Netflix en todo el mundo y que seguían interesados en hacer las dos nuevas películas. Es verdad que El guardián invisible era una película más oscura, no un drama romántico como Palmeras…, estábamos en otro tono. Lo que sí era importante con Legado en los huesos hacer una película que pudiera funcionar de manera independiente a El guardián invisible, que tu pudieras ver la segunda película habiendo visto o no la primera y habiendo leído o no la novela. con Luiso Berdejo, el guionista, dijimos de hacer una película con lecturas distintas. Como director, te diría que mejor haber visto la primera película, porque conoces a los personajes, y es como si quitaras un flashback muy grande pues te pierdes elementos de contenido muy importantes. Ahora la pelea es que la gente vaya a verla mucho más que la primera, yo tengo fe en la película.

¿La primera película se distribuyó internacionalmente solo en Netflix?

Tuvo salas en Alemania pero en el resto del mundo no podía ir a cines porqué al pagar Netflix se queda el estreno en todo el mundo. En Alemania se estrenó porque es coproducción alemana, en realidad los derechos de las novelas son de un alemán. En este caso Netflix no produce, solo se ocupan de la distribución internacional. En España y Alemania también, pero solo después de estrenarse en cines.

¿Cómo ha sido la experiencia de rodar dos películas de manera consecutiva?

Es peor que consecutiva, es a la vez. No es una detrás de otra, si no las dos mezcladas. En el mismo día podíamos estar grabando escenas de Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta. En realidad es muy fácil, lo que tienes que hacer es pensar que tienes una película de cuatro horas, y en lugar de 120 secuencias, tienes 240. El trabajo es el doble pero lo haces como si fuera una única película. Para poder rentabilizar el presupuesto y hacer como queríamos dos películas visualmente más ambiciosas, rodarlas así lo hacía más viable, y permitía que se pudieran estrenar muy seguidas. Así como la primera y la segunda parte están absolutamente desligadas, la segunda y la tercera están ligadas, la tercera continua tal cual donde acaba la segunda. Ofrenda a la tormenta es muy tremenda, es como una ópera, todo un tercer acto.

Te quería preguntar por Leonardo Sbaraglia, interpreta a un magistrado con acento argentino. Me llama la atención.

Sí, ha sido elección del actor. Para ese personaje, que crece mucho en la tercera película, necesitábamos de manera absolutamente fundamental un actor con una serie de cualidades que nos las daba él, y me parecía que era más interesante no justificar que es argentino. Realmente tu puedes estudiar para ser juez siendo argentino y me pareció mejor no sobreexplicarlo. Además ponerle un acento neutro a ese personaje le quitaba todos los matices como actor, me parecía más interesante que los tuviera. En otras ocasiones cuando la gente elimina los acentos, parte de la vida del personaje se va sin ese acento.

¿El personaje del magistrado está inspirado en algún juez mediático que actualmente sea ministro?

Sí está basado en un juez, en Fernando Grande-Marlaska. ¿En serio lo has visto en la película?

Totalmente. Cuando lo vi aparecer por primera vez me dije: es Marlaska.

Yo no me he basado en Marlaska, pero Dolores Redondo siempre dijo que su referencia para la novela era él. Entre el pelo blanco y la barba, que ya venía con Sbaraglia, hace que se le parezca. Pero Dolores sí se basó, lo explica siempre.

Entre El guardián invisible y Legado en los huesos ha habido incorporaciones de actores de peso como Imanol Arias o el propio Sbaraglia. ¿Entre Legado en los huesos y Ofrenda en la tormenta habrá alguna?

Alguna sí. Al final de la segunda película sale algún actor no acreditado que continúa en la tercera…

En eso habéis querido hacer como en Seven

Es que en el momento en el que lanzábamos la película el espectador se hubiese preguntado dónde está ese actor.

¿En qué se diferencia la trilogía del Baztán, que es un thriller clásico, a otros?

Es que yo creo que no es un thriller clásico. Creo que la primera es más tradicional y que esta segunda bebe más del cine de investigación, misterio y con un elemento de drama familiar importante. Viaja por varios sitios y que se le puede colgar la etiqueta del multigénero. No es exactamente un thriller como tal, aunque sí es verdad que la carcasa es la investigación de un caso, pero a media película el giro familiar hace que el caso sea anecdótico y se convierta en una saga familiar con la potencia del personaje de ella y la presencia del Valle del Baztán, con sus elementos mágicos.

Estos elementos ya estaban en las novelas, por eso han sido traducidos a 40 o 50 idiomas, y desembocan en la tercera película en algo distinto, un hecho real. Dolores Redondo escribió toda la trilogía para acabar en ese lugar. La tercera parte es una película muy muy oscura.

¿Para rodar has utilizado referentes de otras películas?

Nunca, porque pienso que lo voy a fusilar todo. Uno ve películas, series, fotografías, y coges toda esa información y la usas en tu cabeza porque la tienes almacenada y la manejas, pero no busco referentes ni los uso para enseñar al equipo lo que quiero, ni con el director de fotografía. Me da un poco de miedo.

A veces hay películas donde clarísimamente se ven los referentes, en la tuya no se ven.

Consciente no existen.

Aunque inconscientemente se puede colar algo.

En El guardián invisible los referentes aunque fueran no conscientes eran más claros. Yo creo que esta película tiene un tono más distinto, a medio camino entre El guardián invisible y Palmeras en la nieve. Tiene un poco de todo. Es más emocional, más de personajes. A veces te plagias sin darte cuenta. Lo que me acabas de decir de Seven, pues no era consciente.

Dolores Redondo ha publicado un nuevo libro, La cara norte del corazón, que es una precuela de la trilogía. ¿Estáis trabajando en su adaptación?

Aún estoy acabando la tercera, no me puedes preguntar eso… (risas). Aún no he tenido tiempo de leer la novela, aunque me la ha enviado. Habla de Amaia a los 25 años, en Nueva Orleans, cuando sucedió el Katrina. También te digo que no sé si habrá dinero para pagar esa película.

Eres un director con muchos éxitos comerciales pero en cambio creo que no eres un director suficientemente reconocido.

Creo que por el público sí, pero no tanto por la crítica. Y creo que al público le gustan mis películas.

No te da un poco de rabia que, desde mi punto de vista, tus películas sean más famosas que tú. El cine español suele pasar al contrario con muchos directores.

Vivo tranquilo y cómodo así. Sí que es verdad que a veces me preguntan ¿qué películas has hecho? y cuando les digo Palmeras en la nieve alucinan.

Tengo una relación más conflictiva con la crítica. Normalmente yo hago películas para el público, para que disfrute, se emocione, y haga el viaje. Y esto a veces no gusta a los críticos. Pero también decidí hace tiempo no leer nada de lo que se escribe sobre mi o mis películas, para evitarme sufrir. Me preocupa solamente hacer bien mi trabajo, y promociono todo lo que tengo que promocionar y me encanta hablar con los periodistas, pero al final me afecta. Yo pongo el corazón en lo que hago, y no estoy preparado. No leo nada, ni las buenas críticas, porque me parece un poco de tener morro decir: pasarme solo lo bueno. No quiero hacer la película que pienso que quieren los críticos.

Si tu público es agradecido es normal que pienses en él.

Yo soy público de las películas que hago. Hago la película que me gustaría ver a mí. Siempre pienso en quién está al otro lado, pienso muchísimo y me importa un montón el público, mucho más que en las críticas.

¿Qué te llevas del Baztán?

Sobre todo la gratitud de la gente de allí que nos ha permitido invadirles y contar su historia. Tanto en el rodaje de la primera como en la segunda y la tercera nos invadió una energía como muy especial, a veces incluso un poco inquietante. Esa energía me la llevé conmigo allí. Hemos tomado su pueblo, lo hemos iluminado, inundado, embarrado…. y todo eso nos lo han dejado hacer, así que se lo agradezco.

¿En qué son más ambiciosas Legado en las huesos y Ofrenda a la tormenta? De la primera me gustó que lloviese tanto, pensé que era muy atrevido.

Llovía tanto porqué todo sucedía en sietes días en el invierno de Elizondo, así estaba contado en la novela y así lo quería contar yo. Luego me han dicho mil veces que si llovía mucho, era muy agobiante… hasta tal punto que me han dicho que El guardián invisible hubiese hecho más dinero si no hubiese llovido tanto, cosa que me parece harto absurdo pues Seven fue un éxito mundial y llovía sin parar, así que me parece una tontería.

Sin embargo Legado en los huesos es una película de primavera, que creo que va mucho con el tema. La primera película habla de una persona oscura en un momento de conflicto personal, y la segunda esa persona ya ha sido madre y camina de manera natural hacia la luz en tanto que quiere proteger a su hijo, así que afectaba mucho a como rodarla. Influyó también el relevo del director de fotografía, con la incorporación de Xavi Giménez, que ayudó mucho a este cambio. Esta película es mucho más luminosa y emocional, pero como te digo es natural esa evolución. En definitiva, es más ambiciosa en el reparto, con muchos más actores, más localizaciones, la inundación… es una suma de cosas.

Ahora que hablas del reparto, aparecen actores que yo creo merecen más presencia en el cine español, como Marta Etura, Francesc Orella o Imanol Arias, que hace mucha tele pero creo que merece más papeles de cine importantes.

Imanol está increíble en la película, tiene una cosa como ambigua, sibilina, ponzoñosa, pontifical, sin forzar, como de actor sabio… estoy totalmente de acuerdo contigo. Con Eva Leira y Yolanda Serrano, directoras de casting, la obsesión era buscar la finura, que cada personaje que apareciera en pantalla fuera un actor que le diera peso, que fuese tridemensional. Por ejemplo, Manolo Solo que es un actor increíble, tiene una secuencia, y Ana Wagener, Paco Tous y Pedro Casablanc solo dos.

Seguro que te hicieron esta pregunta muchas veces tras estrenar El guardián invisible pero como no te entrevisté aquella vez te la hago ahora. ¿Os costó mucho encontrar a la actriz que iba a interpretar a Amaia?

No, el proceso fue el siguiente: yo les mandé el guion a las directoras de casting y les pedí opciones. Lo leyeron y dijeron: Marta Etura. Tiene la edad, el carisma, la capacidad de ser frágil y dura a la vez, ser del norte y entender muy bien la lluvia. Hicimos una prueba y lo hizo increíble. Pero hicimos más pruebas, porqué era un proyecto ambicioso y no íbamos a quedarnos con la primera opción. Vimos a entre 20 y 30 actrices, las vimos a todas para acabar volviendo a Marta.

A mí me sorprendió la elección, aunque Marta lo hace my bien.

Supongo por la novela, porque la describe como rubia, muy alta, de metro ochenta, es una mujerona. Dolores me ha explicado que ha escrito la nueva novela pensando en Marta con 25 años. Es un halago.

Por último, no quería despedirme sin preguntarte que es para ti el cine. No te pido una definición canónica, si no personal.

Para mí el cine es lo que me salvó la vida cuando era pequeño en Pamplona y era un niño bullyingneado, luego de adolescente cuando era un gay incomprendido y luego como profesional porque me ha dado la manera de ganarme la vida. Me ha salvado la vida varias veces, y es el sitio donde me siento más feliz.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 231 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Cuáles son las películas españolas más taquilleras en 2019? - Industrias del Cine

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*