Desaciertos y aciertos de las nominaciones a los Goya 2020

María Rodríguez Soto y el reparto de Ventajas de viajar en tren son las  ausencias más dolorosas

Cuando se anuncian unas nominaciones, las expectativas están muy altas para ciertas películas e interpretaciones cuya presencia en todas las quinielas las convierten en favoritas, aunque no siempre el favoritismo se acaba materializando en una candidatura.

Queremos analizar las nominaciones de los Premios Goya que se han anunciado hoy 2 de diciembre desde el punto de vista de las sorpresas y las presencias destacadas.

Desaciertos:

  • Ignorar la intepretación de María Rodríguez Soto por Els dies que vindran. La gran favorita en la categoría de Actriz Revelación se queda incomprensiblemente fuera. La mayor injusticia que cometen los Goya en años. Difícil de olvidar.
  • Ignorar por completo a Els dies que vindran, ganadora del último Festival de Málaga.
  • Ignorar al reparto de Ventajas de viajar en tren. Incomprensible que Pilar Castro, Belén Cuesta y Quim Gutiérrez, entre otros, no estén nominados.
  • A pesar de incluir a O que arde en mejor película y dirección, la Academia no ha querido asumir más riesgos nominando a Ventajas de viajar en tren, una de las películas españolas del año, como mejor película.
  • La estimulante última película de José Luis Garci, El Crack Cero, se queda con, irónicamente, cero nominaciones y sin el justo reconocimiento a su actor principal Carlos Santos.
  • Nominar al bulto en las categorías de actor y actriz revelación, donde cada año se cuelan nominaciones para inflar a las favoritas, como es en este año el caso de Ainhoa Santamaría (Mientras dure la guerra) y Vicente Vergara (La trinchera infinita).
  • Nominar a Perdiendo el este en mejores efectos especiales dejando en la cuneta a Ventajas de viajar en tren.
  • Nominar a Javier Agirre por la fotografía de La trinchera infinita en vez por la superior (tanto fotografía como película) Ventajas de viajar en tren.
  • La no nominación a mejor montaje de dos merecedoras de ese premio como Ventajas de viajar en tren y A quien a hierro mata.
  • Aunque la nominación sea justa, Penélope Cruz debería competir como mejor actriz secundaria y no como principal en Dolor y gloria.
  • La ausencia de Madre en mejor película.
  • La absoluta e injusta ignorancia a La virgen de agosto, de Jonás Trueba, con una inmesa Itsaso Arana.
  • Seguir incluyendo solo cuatro nominados en la mayoría de categorías, cuando el nivel del cine español, altísimo en los últimos años, permitiría poder reconocer a más profesionales de nuestra industria.

Aciertos:

  • Después de la inclusión de Entre dos aguas el año pasado, la Academia vuelve a apostar por una película arriesgada nominando a O que arde en mejor película.
  • Tras tres presencias consecutivas en el Festival de Cannes, Oliver Laxe nominado por primera vez a un Goya.
  • El reconocimiento masivo a Dolor y gloria. La Academia de Cine ha dejado atrás viejas e incoherentes rencillas con Pedro Almodóvar y se ha rendido a la evidencia.
  • La Academia vuelve a apostar por Alejandro Amenábar, su director más mimado, tras ignorarlo completamente (y de manera justa) por Regresión.
  • La Academia premia el riesgo de una propuesta innovadora como El hoyo nominándola a mejor guion original.
  • Nominar a mejor película filmes ambientados en la Guerra Civil, ese período de la historia de España que según dicen algunos “no interesa a nadie” y “está ya todo contado”.
  • Que la Academia siga apostando por el cine de animación más allá de su categoría específica. Buñuel en el laberinto de las tortugas acumula cuatro nominaciones en total: película de animación, música, guión adaptado y dirección novel.
  • En la categoría de mejor película europea este año no se han visto nominaciones extravagantes y las finalistas son justas. Por suerte hemos evitado la nominación de la británica y aún inédita Cats, que sorprendentemente figuraba entre las candidatas.
  • En general y a diferencia de otros años, las nominaciones parecen justas, a excepción de dolorosas ausencias.
Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 213 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*