‘Madre’, llenando el vacío de la esperanza

En 2017, y después de tener la idea en mente desde 2012, Rodrigo Sorogoyen dirige el corto Madre. 18 minutos de metraje en los que, en un solo espacio, atendemos la angustiosa llamada de una madre y su hijo de 6 años, quien se encuentra solo en una playa de, quizás, Francia, mientras está de vacaciones con su padre. El cortometraje, nominado al Óscar y ganador del Goya el pasado año, finaliza con la desesperada madre saliendo por la puerta en busca de ese hijo perdido en algún kilómetro de la costa francesa. Este viernes 15 de noviembre llega a nuestros cines Madre, esta vez en largometraje; una historia exigente y portentosa que se construye en base a un guion rico en matices y misterios y en unos personajes creados con exquisita destreza.

Después de Que Dios nos perdone y El reino, el cineasta madrileño abandona el thriller de sus últimas creaciones y vira hacia su film más modesto y no por eso peor: Stockholm, una obra más íntima, menos acaparadora, pero que, al igual que en las siguientes, no deja de interesarse por el comportamiento humano y por las motivaciones que mueven a las personas a actuar de una determinada manera. Junto a Isabel Peña, coguionista de todos sus films, Sorogoyen ha estado analizando por qué la gente se enamora y desenamora, por qué mata o se corrompe y, en el caso de Madre, por qué alguien querría mantener el contacto con un adolescente que le recuerda a su hijo desaparecido. Y es que Madre, la película, se sitúa 10 años después del corto en la playa donde se vio por última vez al pequeño, que es donde se ha quedado Elena, la madre, mimetizada en el diáfano y claro paisaje, incapaz de olvidar.

Con su desestabilizadora (y reveladora) manera de ordenar las letras del título en el cartel, Madre es un film de personajes trazados con precisión milimétrica y de manera virtuosa que consiguen describirse sobremanera en un par de acciones o miradas, ardua tarea no al alcance de cualquier escritor. Elena (Marta Nieto), como en el famoso poema de Santa Teresa, vive sin vivir en sí, sobreviviendo sin esperar ya demasiado de la vida hasta que el joven Jean (Jules Poirot, pueril descubrimiento), llega a veranear a la zona costera donde reside. Atentos a su derrotada mirada tras oír como algunos cuchichean llamándola “la loca de la playa”. Esperamos que la Academia valore como merece a Nieto en uno de los grandes papeles femeninos del año. Destacar también la gran presencia de Alex Brendemühl como Joseba, el cálido compañero de vida para esta Elena rota que necesita ser reconstruida y tratada con sumo cuidado a la vez que libertad. Resulta interesante observar el contrapunto físico de uno y otro, en perfecta concordancia con sus roles.

Junto a sus actores, la gran virtud del último film de Sorogoyen es también su ambigüedad, presente en todas partes, y el cauto tránsito por los sentimientos de Elena sin desvelar nada porque no hace falta, no lo necesitamos. El viaje por sus emociones y ese pequeño nuevo rol adquirido (que cada uno juzgue cuál es) con la llegada del joven hacen de Madre una película asombrosa no apta para aquellos que no estén dispuestos a discernir un poco sobre lo visto tras salir de la proyección. Y, aunque siempre hay algunos que prefieren cerciorarse de que la peonza dejará de girar, Madre será posiblemente recordada por ese amplio abanico de tonalidades que presenta su relato, tan crudo y angustioso como luminoso y cercano a la posibilidad de regeneración.

Claudia Guillén
Acerca de Claudia Guillén 18 Articles
Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Film Business por la ESCAC. También cursé Historia de Cine y Crítica cinematográfica en La Casa del Cine. Después de pasar por algunas agencias de comunicación y adquirir experiencia en el sector de la distribución de cine, trabajo en una plataforma digital (ojalá que la fuerza cinéfila me acompañe durante mucho tiempo). En mis ratos libres leo con bastante avidez, hago mercadillos de segunda mano y busco películas españolas curiosas por los Encantes de Barcelona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*