La Federación Catalana de Cineclubs celebra su 40 aniversario con una exposición y un ciclo en la Filmoteca de Catalunya

Una exposición y un ciclo conmemoran el 40 aniversario de la Federación Catalana de Cineclubs y ponen de relieve la tarea imprescindible de esta entidad en la difusión de la cultura cinematográfica en todo el territorio catalán.

La exposición Cineclubismo: El público se organiza, que se inaugura este jueves 24 de octubre y que se podrá visitar gratuitamente hasta el 12 de enero de 2020, repasa y explica el fenómeno del cineclubismo en Cataluña, y se completa con una selección de películas que han sido importantes a través del tiempo para esta manifestación cultural. Una vez terminada la exhibición en la sede de la Filmoteca en el Raval, la exposición viajará a otras ciudades como Reus, Granollers y Castellar del Vallès.

Comisariada por el histórico cineclubista, ingeniero y geógrafo Juan Manuel García Ferrer, la inauguración de la exposición es el acto centrral de celebración del 40 aniversario de la Federación Catalana de Cineclubs. Tras el acto, a las 20.00 horas se dará el pistoletazo de salida de la VI Semana del Cineclubismo, que también tendrá lugar en la Filmoteca catalana, con la proyección del clásico Fresas salvajes, de Ingmar Bergman. Antes, pero, será el momento de entregar los premios Jose Maria Nunes, que reconocen a la mejor película catalana de 2018, votada por los cineclubs catalanes, que ha ido a parar a Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta; el premio al mejor hecho cineclubista de 2018, que ha ido a parar al Cineclub Sabadell; y un reconocimiento a una persona o entidad vinculada especialmente al cineclubismo, que va a manos de la crítica Imma Merino. Estos dos últimos premios han sido votados por un jurado compuesto por Emma Fernández, secretaria de la junta directiva de la Federación Catalana de Cineclubs; Carles Font, presidente del Cineclub Diòptria de Figueres; y Montse Majench, vicepresidenta de la entidad Dones Visuals.

La VI Semana del Cineclubismo

La VI Semana del Cineclubismo contará con tres proyecciones más hasta el domingo 27. El viernes  25 se proyectará el clásico indio Pather Panchali, de Satyajit Ray, film elegido por Isaki Lacuesta, director de Entre dos aguas, la película ganadora del Premio Nunes a mejor film catalán de 2018. El sábado 26 será el turno de Donkeyote, de Chico Pereira, película escogida por el festival L’Alternativa, ganador del último Premio Jose Maria Nunes a la entidad vinculada con el cineclubismo. Finalmente el domingo 27 se proyectará América, de Erick Stoll y Chase Whiteside, ganadora del premio Don Quijote, otorgado por la Federación Internacional de Cineclubs, del Festival L’Alternativa 2018.

Un ciclo de películas acompaña la exposición

A partir de octubre y hasta enero, un ciclo de películas que han marcado la trayectoria de los cineclubs en Cataluña completa la exposición. Se podrán ver filmes como Rashomon (Akira Kurosawa, 1950), El ángel exterminador (Luis Buñuel, 1962), Los amores de una rubia (Milos Forman, 1965), Fahrenheit 451 (François Truffaut, 1966), Annie Hall ( Woody Allen, 1977), Stranger Than Paradise (Jim Jarmusch, 1984), Au revoir les enfants (Louis Malle, 1987), El sabor de las cerezas (Abbas Kiarostami, 1997), Monos como Becky (Joaquim Jordà, Núria Villazán, 1999), 4 meses, 3 semanas, 2 días (Cristian Mungiu, 2007), La cinta blanca (Michael Haneke, 2009) y Una mujer fantástica (Sebastián Lelio, 2017).

Un breve repaso a la historia del cineclubismo catalán

Desde los primeros tiempos del cine, el espectáculo popular compitió con una visión más cercana al conocimiento y al disfrute. En barrios obreros que buscaban la protección que la educación podía facilitar en un mundo sin miramientos sociales, en sociedades burguesas que buscaban la alta cultura en lo que había nacido como espectáculo de feria, empiezan a aparecer por todo el mundo grupos de personas que se asocian para proyectar films y discutir sobre oa partir de estos. Han nacido los cineclubs, también asociados a las vanguardias artísticas.

En nuestro país, durante el franquismo, los cineclubs fueron pequeños espacios dotados de una libertad que, aunque controlada, permitía discutir sobre temas o imágenes poco habituales en la propaganda del régimen. Con la democracia, esta dinámica fue sustituida por una alternativa al cine comercial y la progresiva desaparición de muchas salas de cine. Esta llama sigue viva hoy y de manera significativa en capitales de comarca y en ciudades donde el cineclub es el mejor espacio para ver buen cine en pantalla grande. Los cineclubistas, como representantes de la sociedad civil organizada, participan en las políticas culturales de su municipio. Aglutinan espectadores que, desde sus entidades, se convierten en activos programadores de cine. En 2019 son 54 los cineclubs federados provenientes de todos los territorios de habla catalana. Son el público organizado.

Industrias del Cine
Acerca de Industrias del Cine 93 Articles
‘Industrias del Cine’ nace como un medio especializado en cine con la voluntad de reivindicar el oficio de cineasta. Entrevistamos a los protagonistas del mundo cinéfilo, analizamos taquillas, dedicamos reportajes al funcionamiento de las diferentes ramas de la industria, revisamos grandes y pequeñas historias del cine y cubrimos la actualidad más destacada de los festivales y premios. Este es, también, un espacio en el que compartir y aprender sobre lo que desde pequeños tanto nos ha entusiasmado y emocionado: el cine.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*