El test de Bechdel: la regla que mide la igualdad en el cine

El test de Bechdel, que adquirió notoria popularidad entre 2016 y 2017, tiene su origen en una tira cómica publicada en 1985 obra de Alison Bechdel.

En los últimos años el feminismo ha pasado a ocupar un lugar preponderante de nuestra sociedad a base de justas reivindicaciones. Un lugar necesario para romper ese techo de cristal que ha impedido que durante siglos las mujeres no hayan podido competir en igualdad de oportunidades ni condiciones con los hombres para acceder a empleos, cargos políticos o a un protagonismo social que no reflejaba de manera igualitaria un mundo que está formado por un 50% de mujeres.

El mundo del cine no ha vivido ajeno a estos movimientos y, en algunos casos, mujeres cineastas y actrices han portado algunas de las más reconocidas banderas reivindicativas de los últimos años. Es el caso, por ejemplo, del #MeToo, surgido en 2017 tras las primeras denuncias de acoso y abuso sexual vertidas contra el productor Harvey Weinstein, seguramente el personaje más temido y a la vez admirado del Hollywood de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. A raíz de las primeras denuncias vertidas contra Weinstein, la actriz Alyssa Milano animó a todas las mujeres del mundo a que denunciarán públicamente experiencias personales donde hayan sufrido situaciones de acoso y abuso, bajo la premisa de “yo también fui acosada”.

El debate de la presencia de la mujer en la industria del cine está en el candelero desde hace años. Una de las herramientas más utilizadas en este tiempo para medir la igualdad de género en las historias que nos cuenta la gran pantalla es el conocido como test de Bechdel, que adquirió notoria popularidad entre 2016 y 2017, aunque tiene su origen en una tira cómica publicada en 1985 obra de Alison Bechdel y que formaba parte de la tira cómica Unas lesbianas de cuidado (1983-2008). En la tira en concreto, titulada precisamente The Rule, una de sus protagonistas afirmaba que únicamente veía películas que cumplieran con tres condiciones:

  • La primera, que aparecieran dos personajes femeninos con nombre. No vale Camarera 1 o Chica 3.
  • La segunda, que estos dos personajes femeninos han de compartir alguna escena e interactuar entre ellas.
  • La tercera, que en sus conversaciones, estos dos personajes femeninos no se refieran a un hombre, aunque sea un padre, un hermano o un amigo.

El test de Bechdel tiene web propia, y se va actualizando con los estrenos destacados de cada año. Sin ir más lejos, entre las películas estrenadas en este 2019 encontramos algunas que sí han pasado el test, como Aladdin, Vengadores: Endgame, Capitana Marvel y Nosotros. En cambio, no lo han superado Cómo entrenar a tu dragón 3, John Wick: Capítulo 3 – Parabellum y Triple Frontera.

Si miramos a 2018, la web del test de Bechdel señala como películas que sí pasaron el test como Una arruga en el tiempo, Annihilation, Aquaman, Vengadores: Infinity War, Infiltrado en el KKKlan, Carmen y Lola, Cold War, La favorita, First Man, Hereditary y Una cuestión de género, por citar algunos ejemplos. En cambio, la misma web señala que no lo pasan Un lugar tranquilo, pese a contar con una protagonista femenina, Bohemian Rhapsody, la segunda parte de Animales fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald, Mula, Los hermanos Sisters y la ganadora del Oscar Green Book. A tener en cuenta que la web, que es colaborativa, contiene errores, ya que sitúa a la española Quién te cantará entre las películas de 2018 que no pasaron el test, aunque cualquiera que la haya visto sabe que cumple a rajatabla las tres normas.

El test de Bechdel no es una regla científica pero sí nos ayuda a reflexionar sobre el papel de la mujer en las historias que nos cuenta el cine. A raíz de este test, la directora de cine Rory Uphold, proponía un nuevo test, conocido con su apellido y de, lamentablemente, muy difícil cumplimiento. El test de Uphold propone que los espectadores se fijen si el 50% del equipo de producción de una película está compuesto por mujeres. Sin disponer de todas las cifras en la mano, no es difícil aventurar que la inmensa mayoría de filmes que se estrenan al largo de un año en todo el mundo no cumplen con esta norma.

Para conocer más títulos que cumplen el test de Bechdel os recomendamos la lista que Filmin publicó en su blog con 101 películas disponibles en su plataforma que sí lo cumplen.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 196 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*