‘María, reina de Escocia’: “Entre reinas anda el juego”

Saoirse Ronan se convierte en una imponente María Estuardo. Fuente: Universal Pictures).

A lo largo de su historia Inglaterra ha tenido siete reinas. De entre todas ellas han sobresalido Isabel I Tudor, Victoria I de la dinastía Brunswick-Hannover e Isabel II de la casa de Windsor, quien actualmente ostenta la Corona. Durante sus largos reinados muchas fueron las batallas que tuvieron que librar. Pero en pocos casos la historia nos deleita con enfrentamientos tan singulares como el de María Estuardo (Saoirse Ronan) y su prima, Isabel I (Margot Robbie): dos reinas para un mismo trono. Un caso fuera de lo común y que la directora Josie Rourke nos lo brinda en María, Reina de Escocia, un film vestido de épica que se centra en la figura de María Estuardo, quien fue Reina de Escocia entre los años 1542 y 1567 y que finalmente fue derrotada en su país, no sin antes dar el mejor de los regalos a todos los británicos: el heredero de tan disputado trono, Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia. Con solo un año fue coronado Rey bajo la regencia de su tío Jacobo Estuardo, dando inicio así a la dinastía Estuardo más tarde también en Inglaterra, cuando unió ambos reinos en 1603.

Para el régimen monárquico, la mujer ha sido moneda de cambio y pieza de un tablero de ajedrez en el que su opinión, sentimiento o deseo no importaban. Siempre escoltada por sus doncellas, vigilada por los siervos del Rey (su Señor) e infravalorada por sus consejeros, las princesas y reinas difícilmente podían ostentar el poder por si solas. Buen ejemplo de ello se nos muestra en María, Reina de Escocia, donde María Estuardo no solo tuvo que enfrentarse a las amenazas procedentes del entorno de la reina inglesa, sino también a las presiones de su Consejo Real y del líder protestante escocés John Knox. Demasiados frentes abiertos propiciaron conspiraciones continuas a su alrededor que hicieron insostenible su reinado.

La disputa entre María Estuardo e Isabel I por sus respectivos reinos de Escocia e Inglaterra salta a la gran pantalla con un relato vestido de épica

El relato que construye Rourke en María, Reino de Escocia también nos ayuda a comprender el ‘sacrificio’ que hizo Isabel I al negarse a casarse y tener hijos, a expensas de dejar la Corona sin un heredero suyo con todo lo que ello suponía: dejar el destino de su tan amada Inglaterra al azar, algo que ningún monarca que se precie deseara hacer (y que extrañamente a ella se le ‘permitió’).

En un mundo dominado por hombres, incluso la Reina tenía todas las de perder, ya que a su alrededor se construía un círculo de poder que acababa posicionándose a favor de la figura masculina por todo lo que ello representaba. En el caso de María Estuardo el Rey Consorte era una figura poco común y, a menudo, mal considerada por la Corte y el propio esposo. En este sentido, ¿dónde quedaba la lealtad hacia la Corona en tal situación? Parece que, tristemente, se volvía una cuestión de género.

Siempre nos quedará la duda de qué hubiera ocurrido si los consejos de ambas reinas no se hubieran entrometido tanto en la relación de las primas reales. ¿Habrían cambiado sus reacciones, y por ende sus acciones,  dando un resultado diferente?

El temor de cada uno de los bandos por ceder poder acabó mermando una relación que, perjudicada por la distancia, se desgastó hasta dar con el nefasto desenlace: la ejecución en 1587 de la destronada María Estuardo por conspirar contra la Reina Isabel I, quien la había confinado en varias de sus propiedades, si bien con su propio personal doméstico, desde 1569 hasta su muerte.

¿Pero qué sería de las películas históricas sin una banda sonora que las realzara y dotara a sus personajes de la magnanimidad que requieren sus vivencias? Max Richter firma una composición musical que embellece los vastos paisajes de Escocia, convirtiendo este relato de dos reinas con carácter también en un placer para los oídos y la vista.

Lídia Oñate
Acerca de Lídia Oñate 43 Articles
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Dirección de Redes Sociales y Marketing Digital por Fundeun – Universidad de Alicante. Actualmente me encuentro inmersa en la distribución cinematográfica, un sector que vivo de lleno desde la comunicación y el marketing. Me encantan las bambalinas del mundo televisivo y cinematográfico, viajar (tanto cerca como lejos), hacer fotos de paisajes y gastronomía que luego irán a mi Instagram, disfrutar con la Historia y echar una partidas al Monopoly, la Play o lo que se tercie. Porque sí, la diversión en la vida es importante. Y el cine ayuda. Me podéis contactar en lidiaonate@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*