España fue el segundo país europeo que más películas coprodujo entre 2007 y 2016

Francia (15%), España (12%) y Alemania (11%) fueron los países europeos que más coproducciones cinematográficas registraron entre 2007 y 2016, según datos del informe “Film Production Europe”, publicado por el Observatorio Europeo del Audiovisual. En términos absolutos, el top de los países que más producen en Europa también está liderado por Francia, con un total de 566 coproducciones, seguido de España (460).

Sólo dos países produjeron más películas como coproductores mayoritarios que películas con financiación totalmente nacional. Se trata de Bélgica (56%) y Luxemburgo (53%). La media de coproducción cinematográfica a nivel europeo, situada en niveles del 20%, fue inferior en 13 países, entre los cuales sólo se encontraba uno de los países con mayor coproducción: el Reino Unido.

En total, según el estudio el top de los diez países coproductores en Europa concentra el 70% de la coproducción cinematográfica en el continente y sólo once países coprodujeron más de una media de diez películas al año.

Más coproducciones de largometrajes de ficción que documentales

Son más los países que optan por coproducir largometrajes de ficción en vez de documentales. A nivel europeo, el 22% de las películas de ficción fueron coproducidas por varios países, mientras que en el caso de los documentales el porcentaje se situó en el 16%. Entre los motivos principales se encuentra el hecho de que los largometrajes de ficción suelen requerir inversiones mucho más elevadas, pero también cabe destacar que este tipo de producciones tienen un potencial exportador mucho más alto, lo que hace decantar la balanza en más ocasiones.

Más de 3.200 coproducciones multinacionales entre 2007 y 2016

En el período analizado, que comprende los años 2007 y 2016, se contabilizaron 3.236 coproducciones. En total, se vieron involucrados 105 países como coproductores mayoritarios y 142 como minoritarios.

Las coproducciones entre Francia y Bélgica encabezan la lista de países que más acuerdos de este tipo suelen cerrar, con 207 películas coproducidas entre 2010 y 2015. Entre los ‘dúos’ más habituales también destacan Inglaterra-Estados Unidos, Italia-Francia y Francia-Alemania.

Por otra parte, uno de los datos destacables es que el 40% de las coproducciones en Europa fueron con países no europeos. En el caso de Gran Bretaña, este porcentaje subió hasta el 78%, causado en gran parte por el vínculo lingüístico y cultural con Estados Unidos. Además, sólo Rusia, España, Portugal, Estonia y Alemania llegaron a más acuerdos con países de fuera de Europa que europeos.

Sólo once de los países europeos con participación mayoritaria superaron las interacciones con más de 30 países a la hora de realizar coproducciones entre 2010 y 2015. Todos ellos se encuentran en la lista de países con más coproducciones en Europa, lo que confirma que “mientras más prolíficos son en coproducciones más variados son los países con los que trabajan”, según apuntan en el estudio.

La crisis financiera contribuyó al aumento del número de socios coproductores

La media de socios coproductores creció un 8% en Europa entre 2010 y 2011 y 2014-2015, un período durante el cual muchos países experimentaron subidas notables como son los casos de Grecia (+10%) y Lituania (+58%). Entre las excepciones se encuentran Estonia (-38%) y Polonia (-53%). En el estudio apuntan que “la tendencia de crecimiento o decrecimiento guarda relación con la crisis financiera, que afectó especialmente a Grecia, Italia, Irlanda y España, que se tradujo en un aumento de socios coproductores”. Sugieren que la escasez de recursos de financiación condujo a muchos productores a buscar socios en el extranjero. De todas formas, el crecimiento en otros países como Alemania, Turquía, Suecia y Luxemburgo se pueden explicar por cambios en la política de cine y subvenciones de estos países, añaden.

Más de la mitad de la taquilla de filmes europeos fue generada por coproducciones

No debería sorprender que las coproducciones generen, de lejos, un mayor número de espectadores que las películas nacionales. Por otro lado, una coproducción supone un beneficio para los productores locales en más de un país, lo que contribuye al éxito de la película y su distribución en el extranjero. El estudio pone en relieve que los filmes europeos fruto de la coproducción circulan casi el doble que las producciones puramente nacionales. A nivel de cifras, el 39,5% de las películas producidas en Europa entre 2010 y 2015 contaron como mínimo con un estreno en otro país que no fuera el del socio coproductor mayoritario. En el caso de las coproducciones ese porcentaje ascendió al 62,9%.

Además, hay que tener en cuenta que las coproducciones habitualmente disponen de un presupuesto más elevado, algo mucho más complicado si la producción es nacional.

En números absolutos según datos del informe, las coproducciones consiguieron 262,9 millones de espectadores de media anual entre 2010 y 2015, mientras que los filmes nacionales consiguieron 259,9 millones en el mismo período.

Lídia Oñate
Acerca de Lídia Oñate 30 Articles
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra y Master en Dirección de Redes Sociales y Marketing Digital por Fundeun – Universidad de Alicante. Actualmente estoy inmersa en la distribución cinematográfica, un sector que vivo de lleno desde la comunicación y el marketing. Me encantan las bambalinas del mundo televisivo y cinematográfico, viajar (tanto cerca como lejos), hacer fotos de paisajes y gastronomía que luego irán a mi Instagram, disfrutar con la Historia y echar una partidas al Monopoly, la Play o lo que se tercie. Porque sí, la diversión en la vida es importante. Y el cine ayuda. Me podéis contactar en lidiaonate@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*