ANNA PETRUS (Dones Visuals): “Hay que rescatar los valores femeninos a través del cine”

Autora: Sandra Gross

Dones Visuals (DV) es una asociación de mujeres cineastas de Cataluña, que engloba profesionales del cine y el audiovisual (productoras, directoras, guionistas, directoras de fotografía, actrices etc.). Su objetivo principal es aumentar la visibilidad de las mujeres que trabajan en el sector audiovisual catalán y hacer efectiva la paridad. Hablamos con Anna Petrus, miembro de la junta directiva y mujer audiovisual.

Me gustaría que empezáramos la entrevista comentando los datos que tenéis publicados en vuestra web:

  • El 64% del alumnado en formación audiovisual son mujeres.
  • El 16% de los proyectos cinematográficos catalanes están liderados por mujeres (dirección, guión y producción).
  • El 26% de los departamentos de producción audiovisual tienen una mujer al frente, solo el 9% respecto a cargos de difícil acceso.
  • El 10% de las películas catalanas tienen una mujer como productora ejecutiva.

¿Por qué creéis que sucede esto?

Hay varios motivos. Para empezar están los motivos históricos, la presencia femenina en el audiovisual es bastante marginal, no hay referentes en los cuales las mujeres puedan identificarse y empoderarse, para creer que pueden tener una carrera cinematográfica. La historia de la mujer en el cine ha sido completamente invisibilizada. Hay pioneras como Alice Guy, cineasta francesa, que rodó muchísimas películas, llegó a montar su propia productora, pero pasó completamente desapercibida. Esta falta de referentes, nos provoca no tener la suficiente confianza para poder creer que lo podemos hacer, otro de los motivos.

Por otro lado, está la financiación. Las personas que deciden qué proyectos siguen adelante son mayoritariamente hombres. Les cuesta fijarse en los proyectos liderados por mujeres y tienen una falta de confianza en nosotras. Además, la temática tiene también un papel importante. Los temas que quieren trabajar la mujeres, no suelen ser del interés de estos hombres que deciden qué proyectos financiar.

En la presentación de vuestra web, comentáis que tomáis como referencia al modelo sueco. ¿Nos podéis explicar más sobre este?

Suecia es el único país del mundo que ha conseguido la paridad en el sector cinematográfico, gracias al papel de Anna Serner en el Swedish Film Institute, la institución pública que regula y entrega las ayudas públicas en el audiovisual sueco. Anna Serner ha puesto en marcha un plan de acción muy potente, a través del cual ha desmentido varias creencias que había en el sector y en la sociedad en general, y ha conseguido que la visibilidad y la presencia de las mujeres en el sector sea efectiva y paritaria. Algunas de estas creencias son por ejemplo que las mujeres no quieren dedicarse al audiovisual. Para desmentir esto, han creado un directorio público con perfiles actualizados, recogiendo todas las profesionales del audiovisual sueco. De esta manera, han visibilizado a estas profesionales. Por otro lado, existe la idea de que las chicas cuando acaban la universidad, no quieren hacer cine. Para refutar esto, han indagado y estudiado el perfil de estudiantes suecas, y elaborado un plan de acción para que se puedan introducir en la industria. En conclusión, a través de acciones muy concretas, han conseguido en poco tiempo la igualdad a través del reparto de fondos públicos en el audiovisual y aumentar el número de proyectos liderados por mujeres.

¿Como proponéis mejorar este panorama tan desolador? Habladnos de vuestro plan de acción.

Desde Dones visuals hemos estudiado el caso sueco a fondo, hemos analizado sus propuestas y su plan de acción, para elaborar un plan adaptándonos a las especificidades.

territoriales de Cataluña. Hay que tener en cuenta que en Suecia, el plan de acción se ha puesto en marcha desde una institución pública (el Swedish Film Institute), mientras que aquí lo lideramos una asociación. Nuestro plan se divide en 6 grandes áreas:

  • Acció directori. Un directorio, en el cual se está trabajando, para dar visibilidad a todas las profesionales del audiovisual catalán. Lo tendremos terminado para hacerlo público después de verano.
  • Acció curts. Un programa que quiere acompañar e incrementar las primeras obras de cineastas mujeres para lanzar sus carreras. La primera edición tuvo un gran éxito de convocatoria, se presentaron más de 40 proyectos, de entre ellos 13 seleccionados y 7 han conseguido productora.
  • Acció viver. Programa de 7 meses de duración, para acompañar y asesorar proyectos liderados por mujeres. Actualmente estamos a mitad del programa, con 6 proyectos, 3 de ficción y 3 de documental. El objetivo es hacer crecer estos proyectos desde el guión, la producción y la dirección. Por otro lado, las participantes tienen encuentros con productoras catalanas susceptibles de estar interesadas en estos proyectos y producirlos. También hay meetings con profesionales de la industria internacionales, que han estado presentes en las jornadas profesionales de la última edición del D’A.
  • Acció caps d’equip. Beca para que las cabezas de equipo puedan ir a formaciones específicas de su ámbito (sonido, dirección de arte, dirección de fotografía etc.)
  • Acció a la producció. Apoyo a las productoras ejecutivas, muy minoritarias en la industria.
  • Acció estudi: Estudio constante de los datos sobre la presencia de las mujeres en el sector audiovisual. Nos sirve para ver como el plan de acción va incidiendo en la realidad y corroborar si se producen los cambios que hemos introducido. De esta manera podemos saber si hay que incidir en un aspecto u otro para asegurar que la paridad sea definitiva.

Nombrar a cinco directoras mujeres es un reto complicadísimo que nos hace sudar la gota gorda. Uno de estos casos que me llama muchísimo la atención es Alice Guy, la primera persona en dirigir una película de ficción narrativa, o Ida Lupino, primera mujer en dirigir un film noir. ¿Cómo puede ser que ni en las escuelas de cine se hable de ellas? ¿Conocéis alguna entidad/colectivo que trabaje para rescatar a todas estas mujeres arrinconadas y olvidadas? ¿Alguna recomendación de libro donde poder descubrir toda esta “historia” nunca explicada?

La entidad Drac Màgic está desarrollando un proyecto con el objetivo de rescatar toda esta historia del cine “invisible”, incidiendo mucho en las realizadoras locales. Marta Selva es una de las mujeres que está al frente a través de la Mostra de cinema de dones. A través de los catálogos y materiales de la entidad, se puede rescatar esta historia del cine. También hay otras iniciativas más puntuales, como por ejemplo la exposición Les pioneres del cinema, comisionada por Ingrid Guardiola y Marta Sureda, que buscaba trasladar este conocimiento sobre las profesionales en el mundo del cine.

Autora: Sandra Gross

Debra Zimmerman, directora de la organización Women make movies de EEUU, cuya misión es recaudar fondos para películas dirigidas por mujeres y distribuirlas, cuenta con más de 500 filmes de 400 creadoras. Algunos de sus proyectos han sido nominados a los Oscar (Strong Island, Mudbound). Esta realidad no refleja dos de las “afirmaciones” que tratáis de desmentir desde DV: que las estudiantes de cine no quieren dirigir y que no son suficientemente competentes.

Este caso es un poco parecido al que te comentaba anteriormente de Suecia. Nosotras estamos trabajando en este sentido, para desmentir ideas como estas. Lo podemos comprobar con ejemplos reales, en nuestro propio territorio, como Carla Simón, Elena Martín, Mar Coll, Elena Trapé o Roser Aguilar.

Como en EEUU, aquí también tenemos películas de calidad y premiadas dirigidas por mujeres. En la última edición del D’A, se han presentado 37 largometrajes dirigidos por mujeres, de los 100 presentados. Días antes, Elena Trapé ganaba la Biznaga de oro en Málaga por su película Les distàncies.  ¿Creéis que estamos viviendo una época de cambio?

Sí, la estamos propiciando. Lo que me da miedo es que se trate de una moda pasajera. Desde DV trabajamos para que haya un incremento de mujeres liderando proyectos cinematográficos, pero no es suficiente. Nuestra ambición va mucho más allá, hay que incidir en el imaginario. La cultura machista que domina la sociedad, está infiltrada en el imaginario de las propias mujeres. Creemos que aquí hay una tarea muy compleja, pero a la vez una necesidad clara, por rescatar estos valores femeninos a través del cine. Esto es un tema del cual podríamos hablar durante horas, porque es uno de los quids de la cuestión. Al final lo que queremos es cambiar la sociedad a través del cine, como herramienta para transmitir una cultura y una manera de vivir. Queremos que estos valores femeninos que normalmente han sido relegados a un segundo término, dominados y pisados, tengan su voz y espacio para expresarse. Pero para ello, las mujeres primero tienen que conectar con estos valores femeninos denostados y arrinconados. Firman, miran y piensan como hombres, con los valores masculinos predominantes en nuestra sociedad machista.

Uno de los motivos, por los que se cree que la mujer no puede tener una carrera satisfactoria en el sector audiovisual, es la maternidad. En España las mujeres piden el 93,3% de las excedencias. Para compatibilizar oficio con familia, en EEUU se ha creado la organización Moms-in-film, que presiona para que en los rodajes y festivales se instalen y financien guarderías. ¿Creéis que es algo que se podría implementar en España? ¿Lo véis como una buena iniciativa?

Sin duda es una muy buena iniciativa pero como comentaba antes, el problema está en la sociedad en la que vivimos y en que solo las madres tienen el deber de criar a sus hijos. ¿Y los padres?. ¿Por qué todos estos años los hombres han podido rodar en cualquier momento de sus carreras, fueran o no padres, sin tener que poner guarderías en los rodajes?. ¿Quién estaba cuidando de estos niños?. Lo veo positivo desde el punto de vista de la maternidad y la paternidad, es decir, la compatibilidad de hombres y mujeres con su vida laboral. Lo que no me acaba de convencer, es que se trate de una iniciativa destinada solo a las mujeres. La transformación es mucho más profunda que esto, ya que se trata de equilibrar los valores masculinos y femeninos.

Otro de los factores que perjudica la carrera como realizadoras de las mujeres en España, son los grandes grupos televisivos. Desde 2010 Telecinco Cinema y Atresmediacine han producido un centenar de películas pero solo cinco con directoras. ¿Cómo se podría conseguir llegar a estos grupos con proyectos liderados por mujeres?  

Las cadenas privadas se mueven únicamente por el dinero, y por lo tanto, su deseo de riesgo es cero. Como las trayectorias cinematográficas de las mujeres en el cine han sido invisibilizadas, no hay unos referentes en los que confiar y las cadenas prefieren ir a lo seguro. Tienen una estructura clásica, encajada dentro de la estructura patriarcal. Las personas que toman las decisiones son mayoritariamente hombres y su único objetivo es rentabilizar un producto. Con este hermetismo y sin la intención de romper dinámicas va a ser difícil acceder a estos grupos. Aún así, sí que podemos encontrar una excepción en la cineasta Maria Ripoll, que ha podido acceder a este ámbito.

Autora: Sandra Gross

Me gustaría preguntaros por el movimiento #metoo y #timesup. ¿De qué manera creéis que ha afectado al papel de la mujer en el audiovisual?

Creo que es un movimiento totalmente necesario que pone sobre la mesa el tema del acoso, una situación normalizada por toda la sociedad. Aún así, lo que ha salido a la luz con el #metoo, es solo una pequeña punta del iceberg. La violencia hacia las mujeres y el acoso es algo que hemos arrastrado durante siglos y con un único movimiento no lo vamos a cambiar. Por ello, es muy importante que todo esto vaya emergiendo y en algún momento se produzca un cambio de paradigma. Esta relación de dominio sobre las mujeres es demencial, escalofriante y tenemos que cambiarlo. El movimiento funciona como una arma muy potente, ya que puede cambiar maneras de ver el mundo, pero hay una faena introspectiva de pensar por qué todas estas situaciones y conductas denunciables se han normalizado, y qué hay que hacer para revertirlo. Es un trabajo de educación tanto entre hombres, como en mujeres.

Otro movimiento que también está muy de moda es revisitar películas aplicándoles el test de Bechdel. ¿Qué opinión tenéis al respecto?, ¿Creéis que a partir de ahora se tendrá en cuenta a la hora de crear nuevas historias?

El imaginario femenino en el cine es mucho más complejo que lo que analiza este test. No solo es importante tener más mujeres dirigiendo, liderando proyectos, o protagonizando películas, sino que hay que rescatar los valores asociados con la feminidad. Algunas películas que pasan el test, tienen una mirada muy masculina, de dominación y crueldad emocional. Lo veo insuficiente para una transformación real, ya que no se trata de aplicar una fórmula.

Para acabar, me gustaría saber qué tenemos que hacer si queremos apoyar vuestra propuesta y conseguir entre todxs que el sector audiovisual sea más feminista.

Estaría genial que todas las profesionales del cine formen parte de la asociación. Ya somos unas 100 socias, pero tenemos que seguir creciendo. Si acceden a nuestra web, podrán ver maneras de colaborar, asociarse y participar. Tenemos una estructura muy horizontal y colaborativa, para potenciar la participación de las socias. Queremos trabajar desde los valores femeninos, la empatía y dejar atrás las relaciones masculinas de poder y dominación, con sus estructuras piramidales propias del capitalismo.

Claudia Mera Cabezas
Acerca de Claudia Mera Cabezas 5 Articles
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universitat Pompeu Fabra y master en Film Business por la ESCAC. Especializada en la distribución, comunicación y marketing de películas, ha trabajado en Paco Poch Cinema, Olwyn Films, Compacto Films y en el departamento de distribución del Docs Barcelona. Dirige el festival audiovisual para jóvenes Reteena (www.reteenafest.com), creado con el objetivo de potenciar el audiovisual entre los adolescentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*