‘La casa torcida’: Clásica Christie

El director y guionista francés Gilles Paquet-Brenner, conocido por dirigir La Llave de Sarah (2010) y Lugares Oscuros (2015),  estrena el 13 de abril La Casa Torcida (Crooked House), una adaptación de la famosa novela homónima de Agatha Christie.

Christie, cuyo extenso legado novelístico ha sido uno de los más adaptados a la gran pantalla, escribió 66 novelas detectivescas. De ellas, nada menos que dieciséis (contando con Crooked House) han sido llevadas al cine, aunque en realidad serían catorce las obras adaptadas ya que Diez Negritos cuenta con dos versiones: una en 1945 dirigida por René Clair, y otra en 1965 dirigida por George Pollock. Asimismo,  Asesinato en el Orient Express cuenta con otras dos: La primera, de Sidney Lumet,  supuso el Óscar para la sueca Ingrid Bergmann en 1974. La segunda fue estrenada el pasado año y funcionó sorprendentemente bien en taquilla a pesar del peso de la primera versión, con un reparto formado por Johnny Depp, Penélope Cruz y Michelle Pfeiffer y dirigida por Kenneth Branagh.

En este contexto, La Casa Torcida (que por cierto, era la favorita de la propia Christie),  se erige como la decimoquinta novela adaptada de la escritora, es una producción inglesa con un reparto formado por Max Irons, Glenn Close y Christina Hendricks, y se alza como una adaptación cinematográfica fiel a la novela original: Charles Hayward, detective privado, comienza a investigar el supuesto asesinato de Artístides Leónides, un multimillonario griego en cuya misteriosa casa (inclinada) habitan tres generaciones y donde la envidia, la codicia y las pasiones ocultas podrían haber impulsado al asesinato a cualquier miembro de la familia. Charles (Max Irons) se enreda así en una investigación policial  tradicional cuya resolución resulta más intrincada de lo que en un principio podría parecer.

Lo mejor de la película, aparte de la poderosa presencia de Glenn Close, que le otorga potencia a su personaje desde la primera aparición (embutida en traje de caza y hablando de la condición hemofílica de los topos), es la sórdida atmósfera del crimen familiar típica de universo de Agatha Christie que recrea Paquet- Brenner. El ritmo es rápido y la estética sombría y atractiva, a pesar de que no aporte elementos nuevos a nivel de guión, pues es una adaptación estándar de la pesquisa detectivesca dentro del ambiente familiar de la nobleza más rancia. Estamos demasiado acostumbrados a este esquema, y un desarrollo tan clásico quizá sea de fácil olvido. En cualquier caso, se agradece la armonía del ritmo de la película desde principio a fin, y una duración precisa y justa. No se la pierdan entusiastas de la Christie más pura y la novela policiaca tan retorcida como la mansión de la familia Leónides.

Sofía Postigo
Acerca de Sofía Postigo 14 Articles
Soy madrileña,  graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid, y tengo un máster en Film Business por la ESCAC de Barcelona. Me apasiona la fotografía, el retoque fotográfico, los idiomas y el mundo de las series y el cine (especialmente la crítica cinematográfica). He trabajado dentro del mundo audiovisual, en producción de televisión y esporádicamente, como fotógrafa profesional. Actualmente sigo formándome en marketing digital.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*