‘Ingrid goes west’, publico luego existo

La quinta edición del festival Americana ha presentado en Barcelona la reciente ganadora del Independent Spirit Award a la mejor ópera prima indie del año: Ingrid goes west.

Ingrid es una loser. Tras la muerte de su madre, se siente sola. No tiene a nadie y descubre por Instagram que la que creía su mejor amiga se ha casado sin invitarla. Tras una temporada en un centro psiquíatrico, sale dispuesta a rehacer su vida, pero se encuentra de nuevo sola en casa… en busca de una nueva obsesión.

Taylor Sloane es una influencer que se dedica a lo que se dedican todas las personas que ejercen esta profesión: es una mujer anuncio, cuya vida se construye a partir de las marcas que la pagan y llevan de un sitio a otra para promocionar uno u otro accesorio seguramente innecesario.

Ingrid ve en ella un ejemplo a seguir, pues descubre, vía Instagram, que posee la vida que ella, y tanta otra gente, desearía. Una vida saludable, un marido guapo y culto y un perrito encantador. Así que, con la ayuda de la herencia de su madre, Ingrid decide plantarse en California para conocer la que será su nueva mejor amiga. Y lo consigue, surge rápidamente entre ellas una fuerte amistad. Hasta que las mentiras empiezan a salir a la luz.

Ingrid goes west pertenece a 2017. Aunque sigue la estela de Spring Breakers y The Bling Ring, difícilmente alguien podría imaginarla diez años antes (a no ser que formase parte de un capítulo de Black Mirror) y seguramente sería muy diferente si se hicera diez años después, en el transcurso de una sociedad excesivamente cambiante y veloz. Podemos aventurar que, como las aplicaciones o redes sociales que usábamos años atrás, quedará obsoleta y tal vez envejecerá mal. Pero Ingrid goes west podrá sobrevivir como una película histórica. Aunque no está basada en hechos reales, define muy bien nuestra sociedad, nuestro tiempo y nuestras relaciones.

Se trata de una comedia algo alocada, sí, pero muy dramática, muy negra. En la base de toda buena comedia se encuentra una historia triste que exagerar, ironizar o ridiculizar. Pone de manifiesto la mentira con la que nuestra sociedad está aprendiendo a vivir. Y no es otra que nuestras propias vidas: las que vivimos, y las que mostramos. Y muchas veces, vivimos atrapados en las segundas, reflejando nuestra existencia en un espejo donde toda sombra queda reducida a la luz de los flashes y los filtros. Hemos quedado atrapados en una Second Life, que ya no es un metauniverso digital donde adquirimos una nueva identidad. Ahora somos residentes y avatares de nuesta propia vida, de nuesta propia existencia. Publico, luego existo.

No es hasta el final de la película, que no desvelaremos, cuando Ingrid consigue ser aceptada por todos. Es en el momento en el que se muestra tal y como es: tierna, real, vulnerable, y nos devuelve a todos al mundo real, al de la comedia, pero también al del drama. Al de la luz, pero también al de la oscuridad.

La película está protagonizada por Aubrey Plaza, musa del actual cine indie que ejerce aquí las funciones de productora, hecho que le permitió conseguir el primer reconocimiento importante de su carrera, el Spirit Award que recibió junto al director y los otros productores del film. Su contrapunto es Elizabeth Olsen, una actriz criada a la sombra de sus hermanas mayores gemelas, millennials influencers de la era analógica, estrellas desde bebé. Ambas interpretan a dos personajes mucho más parecidos de lo que pueden aparentar. Simplemente están en dos puntos diferentes de sus trayectos vitales, pero transitan por en el mismo raíl.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 99 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*