‘Cabaret’, el nazismo se abre paso entre bastidores

Cabaret es la película en que una escena puede empezar con el primer plano de un joven entonando con voz angelical una briosa y conmovedora canción (Tomorrow belongs to me), continuar bajando para que descubramos que el cantante pertenece a las Juventudes Hitlerianas, y acabar en un orgiástico coro de los clientes del Tiergarten, arrebatados de patriotismo. Al final, mientras Brian (Michael York) y Max (Helmut Griem) abandonan el lugar en coche, le pregunta si aún cree que puede controlarlos.

Si Brian no fuera inglés y Maximilian von Haune no fuera un rico barón alemán, la simbología de la escena quizás no pasaría de ahí, pero que fácil es ver la indiferencia con que los demás países y determinadas clases privilegiadas alemanas asistieron al auge del nazismo, cuando no colaboraron directamente para darle impulso. Recordar que la obra de teatro original en que se convirtió la película Cabaret proviene de una adaptación de la novela semiautobiográfica The Berlin Stories de Christopher Isherwood escrita en 1945, y leer El orden del día de Éric Vuillard publicada en 2018, puede ayudar bastante.

Joven entonando la canción ‘The future belongs to me’

Cabaret también es la película por la que Liza Minnelli peleó por el papel protagonista de Sally Bowles. Había sido rechazada en los castings de la obra original de Broadway por no tener demasiada experiencia, a pesar de que ya había ganado un premio Tony a la mejor actriz en un musical, y no quiso dejar pasar su oportunidad. Una vez conseguido le preguntó a su padre, Vincente Minnelli, cómo debía interpretar a Bowles: “¿Qué puedes decirme del glamour de los años 30? ¿Quizá debería inspirarme en Marlene Dietrich?” Su padre le dijo que ni hablar, que se inspirara en la figura de Louise Brooks, el icono flapper que había buscado en la Alemania de Weimar una carrera fulgurante. Liza copió a Brooks el maquillaje y peinado que lucía en La caja de Pandora (Lulú, Georg Wilhelm Pabst, 1929), así como su lenguaje corporal. Junto a su punto de ingenuidad, que la convierte en vulnerable, le valió el Oscar a mejor actriz.

Bye bye mein leiber herr

Cabaret es la película que Bob Fosse casi no llegó a dirigir por culpa del fracaso de Noches en la ciudad (Sweet Charity, 1969), su debut como director, pero que una vez estuvo en su mano fue completamente reformulada para transmitir mejor el ambiente cosmopolita y decadente del Berlín de los años 30. Fosse acudió a la fuente original, el libro de Isherwood, para diferenciarla de la comedia musical de Broadway que teóricamente adaptaba; de esta manera eliminó números musicales que se desarrollaban en el exterior del Kit Kat Klub para centrarse en el interior, creó la condición de bisexual para Michael York –más cercana a la homosexualidad de Isherwood que a la heterosexualidad del protagonista en Broadway-, y rescató la subtrama del gigoló y la heredera judía.

La famosa ‘Money, money’ se escribió para la película

Y después, sobre todo, movió la cámara como solo un coreógrafo es capaz: con ritmo. Fue capaz de retratar la extravagancia, el cinismo, la sensualidad y la sofisticación sin dejar de lado la ternura ni la compasión. Su Cabaret es el del fin de una época de liberalismo y permisividad, a la vez que un presagio de muerte y destrucción. Si solo se hubiera centrado en los números musicales vibrantes habría dejado un poso de superficialidad; al poner la misma atención en los personajes cuando ni cantan ni bailan su mirada convierte la cinta en un drama equilibrado. El cliché decía que las comedias musicales debían acabar bien: Fosse demuestra que un final amargo tiene mucho más recorrido y enaltece el género.

Cabaret es la película que se llevó diez nominaciones y ocho premios Oscar, de los cuales ninguno fue para Mejor Película: mejor director, mejor actriz, mejor actor secundario (para el excelente maestro de ceremonias Joel Grey), dirección de arte, fotografía, montaje, canción, y sonido. Ahora DVD Store presenta la película en Blu-Ray junto a un DVD con los extras y una colección de postales en edición limitada y numerada.

Jaume Felipe
Acerca de Jaume Felipe 23 Articles
Vinculado al CineClub Vilafranca durante más de dos décadas, y con media vida en el mundo de los medios de comunicación y la fotografía, actualmente me hallo en la biblioteca pública, desde donde dinamizo programas colaborativos de cine para la Xarxa de Biblioteques Municipals de la Diputació de Barcelona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*