‘Fast & Furious’: Una saga a todo gas

Repasamos la saga Fast & Furious con motivo del estreno de Hobbs & Shaw este jueves 1 de agosto

El mundo de los coches de carreras, sus persecuciones y su adrenalina, siempre ha sido muy atractivo para el mundo del cine. Todos podríamos recordar o bien escenas o bien películas enteras donde coches potentes se convierten en los verdaderos protagonistas de la acción.

A principio de milenio, en 2001, se estrenó una que dio comienzo a una de las sagas más taquilleras de la historia, The Fast and the Furious, en España llamada A Todo Gas. Ocho películas conforman la saga, de la que acaba de aparecer un spin-off, llamado Hobbs & Shaw. Este se estrena el 1 de agosto y es un buen momento para hacer un pequeño repaso de toda la saga y de su comportamiento en taquilla. Empecemos.

Nota: Los datos correspondientes a su recaudación en España los podéis encontrar aquí.

The fast and the Furious (A todo gas)

Allá por el año 2001, más concretamente el 22 de junio, Universal estrenó en EE.UU. esta película protagonizada por Paul Walker, Vin Diesel y Michelle Rodríguez. El argumento era sencillo, la policía decide infiltrar a uno de los suyos (Walker) en el mundo de los coches tuneados, las carreras ilegales y demás, donde Diesel era uno de los amos.

Eso sí, todo rodeado de coches espectaculares, carreras al límite, adrenalina y mucha testosterona. Pero, no hay que negárselo, supo encandilar al público. Con apenas 38 millones de dólares de presupuesto, consiguió un espectacular estreno de 40 millones de dólares y una cifra final de 144 millones de dólares.

En todo el mundo fue capaz de recaudar otros 62 millones de dólares con lo que su cifra final de recaudación fue de 207’3 millones de dólares, más de cinco veces su presupuesto.

En España se estrenó el 5 de octubre y fue capaz de congregar a más de 1.075.000 espectadores para recaudar más de 4’58 millones de euros.

2 Fast 2 Furious (A todo gas 2)

Obviamente, la secuela no se hizo esperar. Se estrenó en EE.UU. el 6 de junio de 2003. Y decidieron doblar el presupuesto, pasaron de 38 millones de dólares a 78 millones de dólares. Eso sí, Vin Diesel desapareció del reparto y Walker tuvo de compañero a Tyrese Gibson.

Comenzó con un grandísimo estreno en tierras norteamericanas de más de 50 millones de dólares,  pero no corrió la misma suerte que su primera parte. Decepcionó en gran medida. Las bonitas palabras que recibió aquella, derivaron en nominaciones a los Razzies, por ejemplo.

La recaudación en EE.UU. se quedó en 127 millones de dólares. En el resto del mundo le fue algo mejor y recaudó 109 millones de dólares, con lo que los 236’4 millones de dólares  sirvieron para salvar los muebles.

En España, la película mejoró los datos de su primera parte. Se estrenó dos semanas después de EE.UU. y consiguió 5’91 millones de euros gracias a más de 1.300.000 espectadores.

A todo gas: Tokyo Race

La trama principal parecía que no iba a tener mucho más recorrido (de momento) y se decidió cambiar al reparto (ni rastro de Walker) y al escenario, las calles de Los Ángeles por las de Tokyo.

Tiraron la casa por la ventana gastándose 85 millones de dólares. Se estrenó el 18 de julio de 2006, pero no fue como esperaban. Durante ese fin de semana recaudaron 23  millones de dólares en EE.UU. y acabó su andadura con 62 millones de dólares.

En el resto del mundo las cosas no fueron mejor. Añadieron otros 96 millones de dólares para acumular 158’5 millones de dólares.  Malos números para la cinta, y que la convierten en la menos taquillera de la saga.

En España no fue mucho mejor, 3’74 millones de euros y 725.000 espectadores. También la peor de la saga.

Fast & Furious: Aún más rápido

Y, aunque parecía que con Tokyo Race todo iba a concluir, los productores creyeron en la franquicia recuperando, con acierto, la trama original con el reparto original. Vin Diesel regresó como Toretto y Paul Walker como O’Conner (y con la aparición de una jovencísima Gal Gadot).

Se gastaron lo mismo que con Tokyo, 85 millones de dólares, pero esta vez el éxito sí les acompañó. Su estreno el 4 de marzo de 2009, se saldó con unos grandes 70’9 millones de dólares para una recaudación final de 155’06 millones de dólares.

En el resto del mundo también brilló e hizo otros 208 millones de dólares, con lo que su total fueron unos exitosos (y rentables) 363’2 millones de dólares.

En España consiguió 6’38 millones de euros gracias a 1.060.000 espectadores.

Fast & Furious 5

Los buenos resultados de la cuarta parte aceleraron la secuela, que llegaría en 2011. Además, contó con otro acierto más, añadir al reparto a Dwayne Johnson (estrella emergente en ese momento) y también a la española Elsa Pataky. Se gastaron el presupuesto más alto de la saga, 125 millones de dólares. Una gran apuesta que salió bien. Los números acompañaron. Vaya si lo hicieron.

En el estreno americano el día 29 de abril de 2011 consiguió el mayor estreno de la saga con 86 millones de dólares. Al finalizar su carrera, recaudó 209 millones de dólares.

En el resto del mundo obtuvo aún mejores datos. 416 millones de dólares para hacer un total de 626 millones de dólares, rentabilizando completamente la inversión.

España no se quedó al margen de esos grandes datos. Se estrenó con 4’45 millones de euros para terminar recaudando 9’92 millones de euros gracias a 1.555.000 espectadores.

Fast & Furious 6

Con esos grandísimos datos, la siguiente secuela no se hizo esperar. Dos años después (parece que la cadencia bianual le sienta bien a la saga) le tocó a esta sexta entrega. Con el mayor presupuesto hasta el momento, 160 millones de dólares, obtuvo los mejores datos hasta la fecha.

Su estreno en EE.UU. se saldó con 97 millones de dólares y terminó haciendo 238 millones de dólares. Si lo unimos a los 550 millones de dólares que obtuvo en el resto del mundo, hace una recaudación final de 788 millones de euros rentabilizando completamente el proyecto.

En España abrió con 4’06 millones de euros en mayo e hizo unos datos ligeramente inferiores a la entrega anterior. Terminó con 9’57 millones de euros y 1.476.000 espectadores.

Fast & Furious 7

Después del éxito de la sexta película de la saga, llegó la desgracia. Paul Walker moría en un accidente de tráfico el 30 de noviembre de 2013.

Esto hizo que su aparición en Furious 7 se convirtiera en un homenaje y los números acompañaron.

Además fue la película donde se introdujo al personaje de Deckard Shaw, interpretado por Jason Statham.

El presupuesto de la película se amplió hasta los 190 millones de dólares que casi se compensaron con su recaudación en su estreno americano el 3 de abril de 2015. 147 millones de dólares fue la marca. El mejor estreno de las ocho películas de la saga. Terminó su recorrido americano con unos fantásticos 353 millones de dólares.

La respuesta del resto del mundo fue incluso mejor. Recaudó 1163 millones de dólares para acumular 1.516 millones de dólares, que la hace la película más taquillera de toda la saga.

En España no fue menos. Su estreno se cifró 4’23 millones de euros para terminar recaudando 13’44 millones de euros gracias a 2.135.000 espectadores y ser la más taquillera de la saga también aquí.

Fast & furious 8

Es la última película de la saga que se ha estrenado y fue en abril de 2017. Es la más cara de toda la serie con unos 250 millones de dólares de presupuesto.

Ya sin Walker, la cinta no pudo hacer los mismos resultados de la séptima. Se estrenó en EEUU con 98 millones de dólares y acabó con solo 226 millones de dólares siendo la tercera más taquillera de la saga y sin llegar a cubrir siquiera el presupuesto del film.

Ahí llegó la taquilla internacional para salvarla. Hizo más de 1.010 millones de dólares para acumular 1.236 millones de dólares.

En España comenzó con el mejor estreno de la saga y 5’77M€ (le ayudó la Semana Santa) pero, al final, no hizo los datos de la séptima. Eso sí, fueron grandísimos resultados, ya que recaudó 12’91 millones de euros gracias a 2.103.000 espectadores.

Hobbs & Shaw y próximos proyectos

Como hace dos años que no se estrenaba ninguna, le tocaba a este 2019 que hubiese cinta de la saga. Se han decidido por un spin-off centrados en los personajes de Dwayne Johnson (Hobbs) y Jason Statham (Shaw) y su contrapunto en la piel de Idris Elba

Nunca antes una pelicula de la saga se había estrenado tan tarde, en agosto. Veremos si esto la perjudica o la beneficia. Con un alto presupuesto de 200 millones de dólares, se espera un resultado similar al de la última película. Es decir, unos ochenta y muchos millones de dólares en su estreno y unos doscientos diez al final de su recorrido. En España también deberían ser números similares.

A partir de ahora, la regla de los dos años se rompe ya que se esperan otras dos nuevas películas de la saga, la novena y décima parte se estrenen el 22 de mayo de 2020 y el 2 de abril de 2021, si no hay baile de fechas.

Fuente: boxofficemojo.com y ICAA

Taquilla España
Acerca de Taquilla España 32 Articles
Web especializada en recolectar, almacenar, analizar y divulgar datos, tanto actuales como históricos, sobre la taquilla de cine en el ámbito nacional. A partir de ellos se elaboran informes e incluso predicciones de taquilla. Todos esos datos están disponibles para aquellos que quieran consultarlos, intentando cubrir un espacio hasta ahora yermo pero fundamental para esta industria que tanto amamos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*