‘Jumanji: Welcome to the jungle’: aventuras, comedia y entretenimiento

De la mano de Chris McKenna y Erik Sommers, los guionistas de Spider-man: Homecoming y The LEGO Batman Movie, Scott Rosenberg (High Fidelity) y Jeff Pinkner (The dark tower y The 5 wave), llega la secuela de Jumanji de 1995. Antes de ver la película, fijándonos en los guionistas y dando un vistazo a los pósters, ya sabemos que esta secuela protagonizada por Dwayne Johnson estará construida y estructurada como una película de acción/aventuras. Es inevitable hacer comparaciones con la primera, pero desde mi punto de vista sería un error, pues parten de perspectivas distintas. La de 1995 tiene un aire más familiar, fantástico y sobre todo, dramático. Otro punto diferencial es que si bien en 1995 Jumanji llegaba al mundo real de los personajes, en Jumanji: Welcome to the jungle (2017) son los personajes quienes llegan a Jumanji. 

Todo comienza con unos posadolescentes castigados, cada uno con un conflicto interno relacionado con el miedo, que se encuentran con el juego convertido en una consola vintage. Nos encontramos un planteamiento irónico y humorístico, pues el clásico tablero es reemplazado por un videojuego, y eso es divertido. Las posibilidades de generar una gran historia con estos elementos la terminan convirtiendo en una buena película de aventuras. El cóctel entre la comedia y la acción está muy bien llevado, no sólo a nivel de guión, sino también de acting. No es ninguna pérdida de tiempo ir a verla, pues pasarás un rato divertido si te dejas llevar. Todo te empuja con naturalidad hacia el final como espectador, y eso es bueno, de modo que yo creo que está bien escrita en el sentido de la lógica y causalidad de la misma historia. Para mí el problema es que después de entrar al segundo acto de la historia (ya dentro de Jumanji), se vuelve predecible. Ya sabemos qué van a aprender esos personajes y casi cómo lo van a hacer también, pues sus conflictos internos no disponen de suficiente carga dramática para sorprendernos como público. Son demasiado simples. 

Cuando la trama es tan importante, es normal que los personajes sean más sencillos, pero por eso mismo hay que trabajar ese aspecto y darles unos motivos y conflictos internos con más peso dramático. Fuera de compararlas como películas, Jumanji de 1995 tiene a Alan Parrish, un niño que lleva 26 años atrapado dentro del tablero y que al salir se piensa que sus padres aún andarán por allí. El hombre, al salir, ya mayor, con barba y pelo largo, corretea feliz por su hogar (“I’m home, I’m home!”). Se encuentra con la bici que tenía de pequeño, con una fotografía de sus padres… y poco a poco se da cuenta de que algo raro pasa, pues ese lugar que fue su casa de pequeño ya no lo parecía. Los guionistas decidieron darle un tiempo al personaje para que entienda algo que nosotros como espectadores ya sabíamos: sus padres ya no están y probablemente estén muertos.

Ese momento es el que realmente hace que merezca la pena ver esa historia y la convierte en algo más grande. A veces, este tipo de relatos tan trepidantes sólo necesitan un momento de pausa para que los personajes comprendan y el espectador viva con ellos algunos de los momentos más emocionantes que afectan al personaje internamente. Eso es muy agradecido en películas que contienen fantasía, pues les otorga un toque de humanidad dramatúrgica necesaria.

Pese a eso, siempre es un placer ver a Dwayne Johnson, Jack Black y Kevin Hart haciendo comedia. Más aún si dan la oportunidad a Karen Gillan para sumarle más humor y conocemos a nuevas actrices cómicas.

Mario Monzó
Acerca de Mario Monzó 4 Articles
Graduado en Escac, especializado como guionista con un Master en Film Business (marketing, distribución y ventas) en la misma universidad. Escribe guiones, teatro, prosa y lo que haga falta, y también dirige. Actualmente es el coordinador del departamento de guion de ESCAC y profesor en la misma escuela. Interesado en contar y escuchar historias, sea como sea. Además, le encanta dar clases para aprender a contarlas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*