‘Symbiphonic’: en busca de nuevas fórmulas de espectáculo en una sala de cine

El cambio del sistema analógico al digital trajo consigo un halo de nostalgia dentro de parte del sector cinematográfico que nubló, en cierta medida, los avances que suponía este nuevo sistema para el futuro más inmediato del cine. Con la llegada del ya conocido DCP (Digital Cinema Package) se abrió un abanico de posibilidades inimaginables hasta entonces. Gracias a su versatilidad, comodidad y transversalidad, cada vez son más los cines que han abrazado sus ventajas y han adaptado sus programaciones parar ofrecer contenidos alternativos que logren compensar la bajada del número de espectadores que se va produciendo alrededor de España casi de forma consecutiva año tras año. Óperas retransmitidas en directo o diferido, espectáculos de ballet o incluso eventos deportivos se han ido ganando un espacio cada vez más relevante dentro de las programaciones de los cines.

En este nuevo universo donde lo digital se ha ganado la confianza tanto de exhibidores como de espectadores, han surgido iniciativas innovadoras como Symbiphonic, un espectáculo que aúna música en directo y video mapping 3D en una proyección de cine. Todo un acontecimiento pionero en el que los sentidos logran traspasar la pantalla.

El músico y compositor, Roger Subirana, y la artista Sílvia Isach, de Sínoca Estudio, han sido los artífices de un espectáculo que nació como un concierto en un sitio especial, la sala de un cine, y que evolucionó para convertirse en algo pionero. Con una instalación formada por una doble pantalla (la propia del cine, de 9 metros de ancho por unos 5 de alto, y una creada para la ocasión, de 1,20 metros de ancho y 2,40 metros de alto) y un equipo musical con el que poder tocar música en directo, acompañado de la voz de la cantante Esther López, lograron crear algo nuevo tanto para ellos mismos como para los espectadores. “He experimentado con los sonidos y con la imagen 3D he querido que las formas en la pantalla reaccionaran a dichos sonidos para que todo fuera cogido de la mano”, contaba Isach.

Symbiphonic ha sido el primero de los actos estrella con el que el cine Kubrick de Vilafranca del Penedès celebra su 25 aniversario. Una proyección que pone de relieve el potencial que tienen entre manos las salas de cine y demuestra que toda efeméride es una gran ocasión para ir más allá y ofrecer algo innovador que pueda sorprender y gratificar al público. En este caso, el espectáculo también incluyó un homenaje a una de las obras más icónicas del cine de Stanley Kubrick (a quien debe el nombre el propio cine): 2001, Una odisea en el espacio, que contó con un protagonista de lujo: la recreación del monolito. Bajo el título de Kubrick’s Odyssey 2019, Isach pudo dar rienda suelta a sus creaciones de mapping audiovisual.

Tanto Subirana como Isach destacan la gran libertad con la que han contado y agradecen la predisposición del equipo del cine catalán, que desde el principio vio con buenos ojos una iniciativa que ha permitido celebrar tanto el aniversario del cine que lo acogía como la obra de uno de los grandes cineastas de la historia. Su gerente, Maria Olivella, nos cuenta que “quería hacer alguna cosa de música en vivo y coincidió con la propuesta de Roger, que tenía la ilusión de presentar su décimo disco en una sala de cine.” Después de meses de trabajo, el proyecto vio la luz el pasado viernes 10 de mayo con una excelente acogida del público, que salió impresionado. Una vez pasada la prueba de fuego, Isach y Subirana se plantean darle una continuidad al espectáculo y trasladarlo a otras salas de cine. “Ahora ya tenemos material que enseñar e intentaremos venderlo en salas de cine. Como una instalación audiovisual funciona por sí sola, pero también podemos hacer otras cosas”, cuenta Subirana, que quedó maravillado del ambiente íntimo que logró crear con su concierto en la sala de cine: “en todo momento se generó un clima de silencio y expectación y una inmersión que no había conseguido hasta ahora en ningún otro sitio.” A todo esto se suma la figura del propio Kubrick, “uno de los grandes del cine, por lo que nuestro espectáculo puede tener cabida más allá del cine Kubrick de Vilafranca”, añade Isach.

Maria Olivella, Sílvia Isach, Esther López y Roger Subirana.

Subirana e Isach han ido trabajando juntos en varios proyectos durante los últimos dos años y con Symbiphonic no descartan iniciar una gira con la que mover este espectáculo pionero y mostrar el potencial de los contenidos alternativos en cines. En este sentido, Olivella ya hace casi cuatro años que decidió apostar por una programación que contuviera otro tipo de proyecciones que fueran más allá de las películas en cartelera. “Con el sistema digital hemos podido ofrecer más cosas. El nuestro es un cine familiar, de centro, donde tiene cabida todo tipo de público. Aunque haya géneros que nos funcionen mejor que otros intentamos huir de las etiquetas y proyectar películas que puedan gustar a gente muy diversa”, explica. Desde 2017 en su cine se pueden ver óperas retransmitidas en directo vía satélite, una novedad que incorporó después de dos años en los que el público de este tipo de sesiones había ido aumentando. “Año tras año hemos ido consolidando los contenidos alternativos y este verano no descarto incorporar también algunos contenidos al aire libre que programa la Royal Opera House”, afirma Olivella.

En medio de esta tendencia en auge, los avances tecnológicos han permitido ir en busca de nuevas fórmulas de espectáculo en salas de cine como Symbiphonic, donde la música y la imagen se funden para crear algo único y diferente a lo visto hasta ahora, capaz de interpelar nuestros sentidos y generar emociones que puedan llegar más allá del propio cine. Para Subirana, “el cine debe reinventarse un poco y quizá una buena manera de aprovechar su potencial es dando más vida a las salas de cine y abrir nuevas opciones”. Este espectáculo también sirvió como reflexión a Olivella sobre el momento que vive el sector y, en concreto, su propio cine: “me hizo pensar que hay un futuro muy bueno por delante”. Y así es porque espectáculos como este abren las puertas a nuevas fórmulas con las que las salas de cine puedan atraer otro tipo de público, además del propiamente cinéfilo, y hacer del cine un espacio mucho más atractivo a la cultura en un sentido mucho más amplio que el actual.

Lídia Oñate
Acerca de Lídia Oñate 49 Articles
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Dirección de Redes Sociales y Marketing Digital por Fundeun – Universidad de Alicante. Actualmente me encuentro inmersa en la distribución cinematográfica, un sector que vivo de lleno desde la comunicación y el marketing. Me encantan las bambalinas del mundo televisivo y cinematográfico, viajar (tanto cerca como lejos), hacer fotos de paisajes y gastronomía que luego irán a mi Instagram, disfrutar con la Historia y echar una partidas al Monopoly, la Play o lo que se tercie. Porque sí, la diversión en la vida es importante. Y el cine ayuda. Me podéis contactar en lidiaonate@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*