‘Dogman’, el final que consiguió enmudecer a Cannes

Ganadora de la Palme d’Or de Cannes al mejor actor para Marcello Fonte en el papel protagonista, Dogman se presenta como la última apuesta de Matteo Garrone, director de Gomorra, y se basa en uno de los asesinatos más famosos y escabrosos de la Italia reciente. Recogiendo la historia real de Pietro De Negri, conocido como Il Canero, la trama introduce al personaje de Marcello: un hombre humilde que lleva una vida tranquila dedicada a un negocio de lavado canino en La Magliana, suburbio de la ciudad de Roma. Marcello se entrega a partes iguales a la custodia compartida de su hija Alida (Alida Baldari Calabria) y a su modesto trabajo en medio de un clima donde prevalece la ley del más fuerte. Tras una complicación en su relación con Simoncino (Edoardo Pesce), el matón del barrio, su historia y fin se ven desviados por la tentación y la codicia humana.

Estamos ante una película brutal y despiadada que combina descaradamente tiernas escenas familiares y perrunas con una versión de uno de los asesinatos más famosos de los ochenta italianos. Dogman mezcla el más puro costumbrismo italiano con la amargura de obras como Gomorra. Es cruel e inmisericorde porque no duda en exprimir la agonía o la espera de la consecuente tragedia. Es aplastante, y sucia en su planteamiento pero es terriblemente real. Tan cruda que se atreve a regalar atisbos cómicos para después machacar al espectador con uno de los finales más demoledores del programa del pasado festival de Cannes. Como no podía ser de otra manera, el silencio de los asistentes durante la proyección de Dogman resultó sobrecogedor. Quizá su título no lleve escrito en la frente que sea un tratado sobre la condena de un hombre bueno que decide coquetear con el diablo.

La estética es oscura, la fotografía a cargo de Nicolai Brüel la dominan los grises, beiges y azules. La narrativa es sencilla y ordenada y el ritmo lento con una subida rítmica impresionante hacia el final de la película. Nos perderemos en la espiral de decadencia en la que tropieza el protagonista y tropezamos a su vez, deseando no repetirla jamás, aunque es de las que no se olvidan. La audiencia más sensible pueda verse abrumada y sobrepasada por la conducción final de los hechos, los últimos minutos del filme tienen una fuerza metafórica tan imparable y tan potente que se quedarán en las retinas del asustadizo espectador.

Dogman ha sido seleccionada para representar a Italia en la próxima edición de los premios Óscar y ya ha conseguido un gran éxito de crítica internacional. En nuestro país se estrenará este 9 de noviembre de la mano de la distribuidora Karma Films.

Sofía Postigo
Acerca de Sofía Postigo 14 Articles
Soy madrileña,  graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid, y tengo un máster en Film Business por la ESCAC de Barcelona. Me apasiona la fotografía, el retoque fotográfico, los idiomas y el mundo de las series y el cine (especialmente la crítica cinematográfica). He trabajado dentro del mundo audiovisual, en producción de televisión y esporádicamente, como fotógrafa profesional. Actualmente sigo formándome en marketing digital.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*