La Filmoteca de Cataluña rinde homenaje a Jeanne Moreau, musa del cine de autor

'Ascensor para el cadalso' (Louis Malle, 1958)

Coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de Jeanne Moreau, el 31 de julio, la Filmoteca de Cataluña dedicará una extensa retrospectiva con la que rendirá homenaje a una de las actrices francesas más queridas y representativas del cine de autor.

Icono de la Nouvelle Vague, musa de directores como Louis Malle (Los amantes, Ascensor para el cadalso), Jacques Demy (La Baie des Anges) y François Truffaut (Jules et Jim, La novia vestía de negro), Jeanne Moreau nació en París el 23 de enero de 1928 y nos dejó el 31 de julio de 2017.

Justo cuando se cumple el primer aniversario de su muerte, una extensa retrospectiva – a lo largo del mes de agosto – sirve para rendir homenaje a una de las actrices más deslumbrantes de la cinematografía mundial. En nuestra revista también quisimos recordar la huella que dejó Jeanne Moreau en el cine.

Truffaut la definía en estos términos: “la mujer es pasional, la actriz es apasionante. Generosidad, ardor, complicidad, comprensión de la fragilidad humana, todo esto se puede ver en la pantalla cuando Jeanne Moreau actúa”. Orson Welles, que la dirigió en cuatro ocasiones, era más categórico. Sin tapujos, consideraba la protagonista de Une historie immortelle como “la mejor actriz del mundo”, mientras que ella destacaba de sí misma “la capacidad de ir cambiando a medida que el mundo había ido cambiando”.

Por su parte, el biógrafo y amigo de la actriz Jean-Claude Moireau afirmaba que “si su carrera como actriz ha sido ejemplar es porque siempre se ha basado en una profunda integridad. Su don natural para su metamorfosis une las calidades que ella encarna sobre el escenario y la pantalla con la mujer que realmente es. Su rostro es tan emotivo y maleable que nunca se le podrá colgar una etiqueta. Jeanne Moreau nos emociona por cómo es de extraordinariamente humana”. La inteligencia y el magnetismo de Moreau también atrajeron cineastas tan dispares como Michelangelo Antonioni, Joseph Losey, Luis Buñuel y Rainer Werner Fassbinder.

Jeanne Moreau debutó en el teatro el año 1947 en el festival de Aviñón y a los veinte años se convirtió en el miembro más joven que hasta entonces había ingresado en la Comédie-Français. Enseguida entró en contacto con el cine y de la mano de Louis Malle se reveló al mundo – con Ascensor hacia al cadalso y Los amantes – como una actriz superdotada, poseedora de una intuición y una belleza incomparables. En 1960 obtuvo el premio de interpretación en el Festival de Cannes por Moderato cantabile, de Peter Brook. Y así continuó una carrera de más de 130 films, que también incluye alguna incursión en la dirección, campo en el que debutó en 1976 con Lumière.

Jeanne Moreau recibió premios honoríficos en los cuatro grandes festivales internacionales: Cannes, Venècia, Berlín y San Sebastián; fue homenajeada por los Oscar de Hollywood y los César franceses, y fue objeto de una retrospectiva en el MoMA de Nueva York en 1994. Es la única actriz que ha presidido el jurado del Festival de Cannes en dos ocasiones, en 1975 y en 1995, además de ser la primera mujer que entró en la Academia de las Bellas Artes de Francia, en el año 2000.

Fuente: Filmoteca de Cataluña

Industrias del Cine
Acerca de Industrias del Cine 66 Articles
‘Industrias del Cine’ nace como un medio especializado en cine con la voluntad de reivindicar el oficio de cineasta. Entrevistamos a los protagonistas del mundo cinéfilo, analizamos taquillas, dedicamos reportajes al funcionamiento de las diferentes ramas de la industria, revisamos grandes y pequeñas historias del cine y cubrimos la actualidad más destacada de los festivales y premios. Este es, también, un espacio en el que compartir y aprender sobre lo que desde pequeños tanto nos ha entusiasmado y emocionado: el cine.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*