‘Big Time: la gran vida de Perico Vidal’, de Marcos Ordóñez

Yo, es que veo una biografía y pierdo el norte. Me tiro de cabeza a su lectura. Y ésta ya se me había resistido un tiempo.

Es cierto que no es una biografía novelada al uso porque son las conversaciones que Marcos Ordóñez tuvo con Perico Vidal y que transcribió para el libro, tal cual. Y esto porque el protagonista murió, porque si no seguramente Ordóñez le hubiese dedicado una biografía como la que escribió sobre Ava Gardner en España y, por cierto, gracias a la preparación de la cual descubrió la existencia de este gran Vidal.

Así que este libro no es un estudio exhaustivo de una vida y la narración en cierto orden, sino las palabras de Vidal puestas negra sobre blanco. Eso y un epílogo que sigue el mismo estilo, pero con las palabras de la hija de Perico, Alana Vidal.

Perico era un desconocido para el gran público, aunque un tipo muy conocido entre los que vivieron cerca del mundo del cine o de la farándula entre los años cincuenta y setenta. Gracias a su conocimiento del inglés y el francés, a tener una posición más o menos acomodada en su juventud y haberse codeado con cierto tipo de gente, Vidal entró en el mundo del cine, donde hizo de todo, desde extra hasta ayudante de dirección, trabajos de producción o de casting, etc.

Y Big Time es la expresión que el mismo Vidal utilizaba. Una descripción de cómo él vivió, a lo grande, “estando metido a base de bien, a fondo”.

Gracias a este libro se descubre un personaje que vivió cosas inimaginables para el común de los mortales; farras con Greta Garbo, copas inacabables con Frank Sinatra, una boda en Las Vegas, rodajes con Peter O’Toole y Robert Mitchum, Welles robándole una novia, etc. Eso es lo que nos da lástima en el libro, que sabes que la vida de Vidal hubiese dado para mucho más, que nos hemos quedado sin saber muchas más cosas, más detalles de rodajes, fiestas, borracheras, tablaos flamencos, negociaciones de películas, curiosidades de filmaciones, etc. Pero, al menos, gracias a Ordóñez conocemos la existencia de este interesante tipo.

Vivió a fondo en unos tiempos en que se movía dinero, cantidades ingentes de dinero, en el mundo del cine. Cuando la gente cobraba a base de bien por su trabajo, aunque acabase de llegar a la profesión. Cuando se hacían viajes intercontinentales sólo para ir a convencer en persona a algún actor para un rodaje. Cuando se hacían regalos para agradecer favores. Cuando los grandes estudios descubrieron que en España se podía recrear el lejano oeste o los 55 días en Pekín, y que aquí todo salía más barato que en Estados Unidos. Cuando a España llegaban las estrellas y se pegaban unas fiestas de días o se bañaban en bikini y nadie les juzgaba la moralidad (como a los españoles medios) porque se dejaban los fajos de billetes y ponían nuestro país en el mapa.

Vidal vivió todo esto y muchas más cosas a fondo, incluso tocando fondo, llegando a lo más turbio de la vida. Pero ya para descubrir eso tendréis que leer este libro.

 

Patricia Esteban
Acerca de Patricia Esteban 10 Articles
Licenciada en Filosofía por la Universidad de Barcelona y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III. Máster en Investigación en Medios de Comunicación. Mientras tanto, he trabajado en las redacciones de Cadena SER, COM Ràdio, XTVL… y en los departamentos de prensa de Prisa Radio, Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Biblioteca Nacional de España y Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Y con el cine siempre a cuestas.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*