‘El retorno de las brujas’, pseudo-terror ‘halloweenense’ de la mano de Disney

El retorno de las brujas es el título con el que se bautizó en España a la cinta sobre la noche de Halloween de la factoría Disney Hocus pocus. Casi 30 años después de su estreno en 1993, la película, que tuvo un lanzamiento bastante discreto en cuanto a recaudación, se ha convertido en un film de culto para casi toda una generación, la que seguramente disfrutaba de ella en VHS o DVD durante sus años de preadolescencia. Dirigida por el polivalente Kenny Ortega (entre sus obras se encuentra la saga de High School Musical o el documental de Michael Jackson This is it), El retorno de las brujas es, ahora mismo, un hallazgo bastante preciado en las tiendas de cine y en las webs de segunda mano, donde los funkos y otros enseres sobre las protagonistas no son fáciles de encontrar. Recientemente, su popularidad se ha visto en aumento debido a la noticia de que la segunda parte de la mítica historia está en marcha con el reparto original y dirigida, esta vez, por Anne Fletcher (La proposición, 2009). 

Una historia de brujería en Salem

Hocus pocus muestra la historia de las hermanas Sanderson, unas brujas de Salem que regresan 300 años después de haber sido quemadas vivas para recuperar la vida eterna a costa de las almas de los niños de la ciudad. Protagonizada por Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimi, las tres actrices supieron dotar a sus personajes de unos rasgos muy características que las han hecho perdurar en el imaginario colectivo de los jóvenes de aquella época. La manera de andar, la forma de los labios, distinta para cada una, o la personalidad tan dispar de las hermanas son un ejemplo. Incluidos en el film se encuentran algunos números musicales como la famosa, y adaptada para la ocasión, I put a spell on you que interpreta Midler o la canción para atraer la atención de los pequeños que canta Parker: Come little children

Una de las habilidades de la producción es no desfallecer nunca en cuanto al dinamismo de la propuesta: estamos ante una película de entretenimiento que no deja de aportar pequeñas píldoras de diversión durante todo el metraje. Incluso en los momentos más oscuros consigue el director que el espectador tenga su dosis de juego, como cuando el gato Binx es atropellado por un camión y parece que ha fallecido, pero al momento vuelve a la vida ya que es un felino que no puede morir: está maldecido por las hermanas y condenado a vagar eternamente por este mundo. Otro ejemplo es el personaje de Billy, un inocente zombie al cual la hermana mayor, Winifred (Midler), envenenó y, posteriormente, cosió la boca por haber flirteado con su hermana menor (Parker). En cualquier otro film de terror, una boca mutilada nos acercaría al horror, pero el toque Disney, presente en toda la cinta, no permite que eso suceda.  

Algunos podrán pensar que El retorno de las brujas se encuentra en tierra de nadie: oscura para gustar a los niños y demasiado infantil para entusiasmar a los adolescentes. No obstante, lo cierto es que ese nicho de edad existe y son muchos los fans que surgieron de este largometraje durante esos años de niñez y adolescencia. Hoy en día, la película de Ortega puede continuar resultando atractiva, sobre todo en la noche de Halloween, y seguramente, o eso es lo que esperamos, la segunda parte avive los ánimos de los ya seguidores y de unos cuantos recién llegados: da igual la edad que uno tenga.

Claudia Guillén
Acerca de Claudia Guillén 54 Articles
Graduada en Publicidad y RRPP por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Film Business por la ESCAC. También cursé Historia de Cine y Crítica cinematográfica en La Casa del Cine. Después de pasar por algunas agencias de comunicación y adquirir experiencia en el sector de la distribución de cine, trabajé en Rakuten TV desarrollando y coordinando las producciones originales de la plataforma. Actualmente, trabajo en Elastica Films, productora y distribuidora de cine independiente. En mis ratos libres leo con bastante avidez y busco películas españolas curiosas por los Encantes o el Rastro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*