Cannes 2021: día 3. ‘The Worst Person in the World’ y ‘Benedetta’

Tercera crónica desde el Festival Internacional de Cine de Cannes con dos candidatas que si no ganan la Palma de Oro si invitan a remover conciencias y hacernos disfrutar del buen cine.

‘Verdens Verste Menneske’ (‘The Worst Person in the World’) Joachim Trier, compite por la Palma de Oro

El realizador Joachim Trier, valedor de la mirada nórdica sobre la condición humana, estrena The Worst Person in the World, un nuevo capítulo de su idilio con la ciudad de Oslo que retrata con una luz tan cálida como grave.

La peor persona del mundo es Julie, Renate Reinsve, una joven que se experimenta un periodo de prueba y error propio de su edad. Prueba a ser médico, psicóloga, fotógrafa. También prueba a independizarse de su familia, a vivir en pareja, a ser compañera, a ser amante. Y es que de esto mismo va la década de los treinta, de llegar a sabernos quienes somos, donde estamos. Y con suerte, puede que cumplidos los treinta, encontremos el sentido de nuestras vidas. O no.

Por primera vez Trier disecciona un personaje femenino. Como Alex en Oslo 31 de agosto, 2011, Julie recorre la ciudad nórdica. A veces es torpe, otras determinante. Una patina de soledad atraviesa el relato, pero no deja que el patetismo se apodere. Trier encuentra la justa medida de una luz cálida en los interiores. De los primeros destellos de sol o de los últimos del día. Y en medio de esta grave calidez se encuentra ella, Julie, enamorándose de Aksel, Anders Danielsen Lie. Seduciendo a Eivind, Herbert Nordrum. Siendo hija, hermanastra.

La peor persona del mundo es Julie, Renate Reinsve, una joven que como tal vive un periodo de prueba y error.

The Worst Person in the World es un relato que como tal se estructura en 12 capítulos más prólogo y epílogo, desiguales en duración y que dan ritmo a la narración. Entre los capítulos hay de convivencia en pareja. En el primero de ellos Julie y Aksel experimentan las desavenencias de la diferencia de edad que les separa. Él es un hombre mayor, leído y quiere hijos. Ella no lo sabe, porque simplemente aún no se lo plantea. Él le explica lo que los años de ventaja le han enseñado. Y ella se niega a aceptarlo sin haberlo vivido. Otro capítulo es el de seducción entre Julie y Eivind. Una delicia situada en los epílogos del postromancismo, con un “querer pero no deber” que compendia un buen número de situaciones graciosas de gran tensión sexual.

Trier sigue a su personaje a lo largo de cuatro años para construir una radiografía existencial que fluctúa entre una aparente ligereza y la densidad de la propia condición humana en sus múltiples facetas. Familia, pareja, maternidad. Compromiso, infidelidad. Enfermedad, vacío. Soledad. Y felicidad. Los elementos que sustentan las vidas de todas aquellas personas que, como la protagonista de The Worst Person in the World, emprendemos el viaje de saber quienes somos. Sin duda una clara candidata a llevarse el gran premio.

Benedetta’ de Paul Verhoeven, a competición en la Sección Oficial

Benedetta es la adaptación del libro de Judith C. Bronw Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance Italy y recoge la vida de Benedetta Carlini, una monja del convento de los Teatinos en la Toscana. Una mujer inteligente, creativa y manipuladora que primero gozó de cierta influencia y terminó siendo procesada en el siglo XVII. En tiempos de la Contrareforma las epifanías que experimentaba la religiosa llamaron la atención del Vaticano y despertaron las sospechas del resto de compañeras. Durante las pesquisas se descubrieron las relaciones sexuales de Benedetta con su compañera Bartolomea cuyas actas no escatiman en detalles.

Una vida tan sorprendente y unos documentos tan extraordinarios que sirven de fundamento a Verhoeven el director de Elle, para su particular revisión de Benedetta. Virginie Eifira encarna a la religiosa y Daphné Patakia es su amante Bartolomea. El elenco lo completan Charlotte Rampling, la primera abadesa, y Lambert Wilson, el nuncio del Vaticano.

Verhoeven recrea la época tan cruda y visceral que vivió Benedetta. La sexualidad, la manipulación y la jerarquía del convento son el paradigma del poder de la espiritualidad y de las políticas de la religión en la sociedad italiana del siglo XVII. Pero aun así la Benedetta de Virginie Eifira erradia una luz que ciega a propios y extraños. Una mujer controvertida que Verhoeven y su guionista, David Birke, retuercen sobre su ambigüedad. Tan abadesa, legitima esposa de Jesús y casi mártir, como manipuladora y embustera. Traicionada por su amante, como lo fue Jesús por su fiel Judas. Ceremoniosa se dirige a hacia su objetivo y trasciende la pantalla, como lo ha hecho más allá de su tiempo.

Aïda Antonino-Queralt
Acerca de Aïda Antonino-Queralt 29 Articles
Es doctora en Historia y Estudios Contemporáneos por la Universitat Jaume I especializada en cine rural español. Compagina la investigación con la gestión cultural y la crítica cinematográfica y de arte contemporáneo en El Temps de les Arts. Es programadora del proyecto ‘ReViu’ en el 'Espai Cultural Obert Les Aules' de la Diputació de Castelló. Y es corresponsal para diferentes medios escritos en los festivales de cine de Cannes, Sevilla, Friburgo, Cinema Jove de Valencia y D’A Film Festival de Barcelona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*