‘Nevia’: la salida de la miseria pasa por la fantasía

Nunzia de Stefano presenta en la sección Talents del Festival D’A su primer largometraje como directora, después del exitoso pase en el Festival de Venecia donde consiguió el Premio Lizzani de la Semana Internacional de la Crítica y el Nuovoimaie a la mejor actriz.

Nevia explica la vida de una adolescente de 17 años en un parque de casas hechas con contenedores en las afueras de Nápoles, de su lucha por salir de la miseria y de un futuro pactado por su familia, basado parcialmente en la autobiografía de la directora.

Colaboradora de Mateo Garrone en la producción de sus filmes, Nunzia de Stefano se lanza en su ópera prima a tejer una fábula con humor y amor de las duras condiciones de vida de los habitantes de un barrio situado en la periferia de la periferia. Entre estos habitantes la directora hace protagonistas a las mujeres: de la adolescente Nevia, con ganas de ver mundo “a su manera”, a la abuela Nanà, desengañada y vencida por la vida, pasando por su hermana Enza, en la que vemos tanto la inocencia como el peligro futuro. Entremedio sitúa a la tía Lucía, sin familia porque “como voy a tener familia siendo tan fea”, pero el único asidero al que Nevia puede aferrarse, porque la vida es muy dura y como sentencia acertadamente, “es muy difícil ser mujer aquí”.

Con ecos de The Florida Project por su cercanía en el tiempo, pero también de Barbaazul, Caperucita, el neorrealismo, y los cuentos morales, la única opción de salvación de la protagonista pasa por escapar al mundo de la fantasía personalizado por el circo, tan caro al cine italiano de todos los tiempos. En él hallará no solo a la familia que le falla, sino también a la figura del padre ausente. En una película escrita, dirigida, e interpretada por mujeres choca la falta de un referente femenino de salvación, más allá de la propia determinación de la protagonista.

Aún así, las buenas intenciones de Nunzia de Stefano se plasman en una devenir dramático pero no trágico. Capaz de rescatar el humor y de poner en valor la solidaridad del vecindario, el tono fabulesco ayuda a seguir el día a día desesperanzado de Nevia cuando lleva a su hermana Enza al colegio, recoge la basura de los vecinos, y gana algo de dinero vendiendo ropa de segunda mano. Al fondo acecha el lobo, vestido con la piel de cordero del hijo de la mafia local, pretendiente permanente e incansable.

Nunzia de Stefano vivió en un barrio parecido durante su infancia, barrio que cuarenta años después todavía existe, y del que destaca la humanidad y dignidad de sus habitantes, “aún cuando se les prometen casas de protección oficial que jamás llegan”. Le supuso un verdadero esfuerzo retratar su infancia, llegando a romperse y llorar después de algunas escenas, pero también un ejercicio de autoanálisis poderoso desde el punto de vista emocional. Admiradora de Almodóvar por ser capaz de retratar tan bien el mundo de las mujeres, considera que muy pocos directores masculinos son capaces de introducirse en la mente femenina.

Jaume Felipe
Acerca de Jaume Felipe 18 Articles
Vinculado al CineClub Vilafranca durante más de dos décadas, y con media vida en el mundo de los medios de comunicación y la fotografía, actualmente me hallo en la biblioteca pública, desde donde dinamizo programas colaborativos de cine para la Xarxa de Biblioteques Municipals de la Diputació de Barcelona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*