JAVIER FUENTES: “Casi no disponemos de imágenes de nuestra propia historia. Por eso nos interesa rescatarlas antes de que se pierdan del todo.”

Javier Fuentes, director de la 9ª Muestra de Cine de Lanzarote

Del 22 al 30 de noviembre se celebra la 9ª Muestra de Cine de Lanzarote, que acoge la proyección de 25 películas internacionales repartidas en cinco secciones: “Sección oficial”, “Trasfoco: la sal”, “Cruce de caminos: cineastas canarios”, “Destiladera. Cualquier tiempo pasado” y “Maguas”.

En la ‘Sección Oficial’ competirán siete largometrajes por el Premio del Jurado: Movements of a Nearby Mountain, Present.Perfect, MS Slavic 7, On va tout péter, Bird Island, Longa noite Heimat is a Space in Time. Los cineastas de la Sección Oficial Sebastian Brameshuber (Austria), Shengze Zhu (China), Sofia Bohdanowicz (Canadá), Lech Kowalski (Reino Unido) y Odile Allard (Francia), Eloy Enciso (España) visitarán la Muestra para presentar y debatir acerca de sus películas.

La sección ‘Trasfoco’, orientada a analizar el carácter universal de algunos elementos claves de Lanzarote, contará con once películas que ahondan en el papel fundamental de la sal en la historia de la humanidad.

La Muestra de Cine de Lanzarote busca hacer visibles aquellas películas innovadoras que replantean los patrones cinematográficos habituales, fomentar el debate público y conectar la cultura contemporánea con el contexto local, sus habitantes, su paisaje y su historia. Hablamos con su director, Javier Fuentes, que cuenta a Industrias del Cine las novedades de la presente edición.

¿En qué se caracteriza la Muestra de Cine de Lanzarote?

Hay miles de muestras de cine y festivales alrededor del mundo, así que nos preguntamos qué sentido tiene hacer un proyecto cultural a día de hoy. Hay que pensar para qué lo hacemos y para quién, más allá de que nos lo pasemos bien. Entonces, en esa reflexión llegamos a la conclusión de que la Muestra de Cine de Lanzarote tuviera la capacidad, fuera de la región, de transmitir un proyecto con interés propio y que conectara con el territorio y el contexto de la isla.

Nos interesa un tipo de cine independiente, que investiga los lenguajes cinematográficos y eso siempre te hace correr riesgos, ya que hay mucha gente que no está habituada y no conecta con ello. No es un cine elitista, sino que no se suele proyectar y no se hace la mediación adecuada para que el público lo entienda y lo disfrute.

Conectando con el tema del territorio, es posible que, por un lado, nos parezca relevante, y por el otro, nos ayuda a que la gente tenga un vínculo con el que interesarse. El año pasado fue el volcán y este año es la sal.

Salinas del Janubio, en Lanzarote (Sección ‘Trasfoco’).

Precisamente este tema es el de una de las secciones insignia que es ‘Trasfoco’. ¿Por qué motivo habéis apostado por el elemento de la sal?

El volcán era un tema espectacular y encontramos más de 800 películas, pero más allá del tema de la explosión, muy habitual en el cine, nos interesaba la relación con la comunidad. En el caso de la sal ha sido mucho más complicado. Hemos tenido que hacer un trabajo de investigación muy laborioso, pero después de muchos meses buscando en contextos muy variados de mil sitios hemos encontrado once trabajos muy relevantes.

También organizamos caminatas por las salinas más importantes de la isla. El año pasado, en cambio, fuimos por la zona volcánica. Al mismo tiempo, también hacemos conferencias antes de la muestra para que sean una puerta de entrada a la muestra de cine.

“Nos interesa muchísimo tratar temas locales que tengan alcance global y visión internacional”

Al abordar el tema, desconocíamos la importancia de la sal en la historia de la humanidad. Además de su utilidad para conservar alimentos, la sal fue el sistema de pago y de impuestos durante mucho tiempo.

Nos interesa muchísimo tratar temas locales que tengan alcance global como es este caso. No queremos que sea muy localista, sino que tenga visión internacional, más amplia. De esta forma vas enriqueciendo tu propia perspectiva sobre tu propio contexto.

Como novedad, estrenáis una nueva sección: ‘Maguas’, en la que se recuperan largometrajes que no pudieron estar presentes en anteriores ediciones. ¿Habían quedado muchos pendientes?

Siempre se quedan algunas películas, pero también es una sección que quiere llamar la atención sobre la dinámica de estreno en los festivales de cine y el hecho de que el cine independiente, que lo pasa mal, casi nunca llega a las salas de cine. Para nosotros es una situación muy problemática porque para participar en un gran festival tienen que decir que no a muchos otros, por lo cual es muy probable que no se vea en esas regiones. Con ‘Maguas’ queremos dar una oportunidad a esas películas que nos hubiera gustado tener en Sección Oficial, pero no fue posible. De esta forma, también las rescatamos del olvido. Este año lo estrenaremos con la película Braguino para revindicar que el cine no tiene que ser de un año, de festivales, sino que si es buena lo será siempre.

¿Lo dices porque hay películas que quizá solo tienen un circuito de festivales y luego apenas llegan a salas de cine o plataformas online?

Claro, hay muchas películas que tienen mucha dificultad para llegar a las salas de cine, que en los últimos veinte años han menguado radicalmente. En segundo lugar, también porque los festivales de cine se han convertido en ventanas de exhibición. Antiguamente eran un lugar de mercado, fundamentalmente, y de promoción mientras que ahora la gente puede ver las películas allí mismo. Pero suelen ser circuitos basados en lo que ocurre ese año o hacen retrospectivas. Para nosotros es importante que la actualidad no mate el interés de una película que ya tenga dos o tres años, que podamos ver en Lanzarote.

“Con la sección ‘Maguas’ queremos llamar la atención sobre la dinámica de estreno en los festivales de cine y el hecho de que el cine independiente casi nunca llega a las salas de cine”

En total participaran siete películas en la Sección Oficial de la 9ª Muestra. ¿Cuáles son los criterios de selección?

Son películas que seleccionamos a través de la convocatoria abierta y al mismo tiempo, visitamos festivales principalmente de Europa para conocer otros trabajos. A partir de ahí, seleccionamos aquellas películas más interesantes en su dimensión formal y conectada con su contenido para que ambas abran nuevas perspectivas sobre las cuestiones que son de mayor interés. En resumen, que tengan una mirada rigurosa sobre lo que están construyendo.

Para nosotros es muy importante generar debate después de las proyecciones y que el público pueda reflexionar, que es la esencia de la Muestra.

Fotograma de una grabación casera (Sección ‘Destiladera’).

En la sección “Destiladera” se reúnen las grabaciones domésticas realizadas en la isla de Lanzarote, con las que se ofrecen otros puntos de vista y realidades. ¿Qué podrán ver los espectadores?

La historia de nuestra isla está contada por los medios de comunicación dominantes y determinadas producciones de cine mainstream, lo que conforma una visión un tanto folclórica y comercial al estar enfocada de cara al turismo. Pero en realidad nuestros modos de vida van más allá de eso. Y para encontrar esas imágenes y conocimiento sobre los modos de vida no tan institucional vamos a buscarlo en las grabaciones caseras, películas de viaje que graban los turistas de forma más íntima, etc., para recuperar ese imaginario. Es un trabajo que hacemos en colaboración con el Archivo digital de Canarias, la Filmoteca Regional Canaria y Memoria Digital de Lanzarote, ya que tenemos que digitalizarlo para después archivarlo. Es algo complicado porque hasta hace muy pocas décadas Lanzarote era muy pobre y la mayoría de la gente no tenía dinero para comprar cámaras de vídeo. Por lo tanto, casi no disponemos de imágenes propias de nuestra propia historia. Por eso nos interesa rescatarlas antes de que se pierdan del todo.

“Los festivales de cine eran un lugar de mercado, fundamentalmente, pero ahora se han convertido en ventanas de exhibición”

¿Y todas esas imágenes las concentráis en una sola sesión?

La sección tendrá lugar bajo el nombre “Cualquier tiempo pasado” y estará comisariada por segundo año por el cineasta y sociólogo tinerfeño Dalio Barco en colaboración con el artista plástico Nicolás Laiz Placeres. Barco va contactando con gente de la isla que tiene imágenes y lo vamos digitalizando. En Lanzarote hay siete municipios y hacemos una proyección en cada uno de ellos menos en la capital, Arrecife, donde se concentran todas las actividades de la muestra. La idea es expandir la muestra y hacerla llegar a todos los municipios de la isla.

En 50 años Lanzarote ha sufrido un cambio espectacular y se puede apreciar en estas grabaciones.

De cara el 2020, ¿qué retos han quedado pendientes para incorporar en el décimo aniversario?

Queremos seguir consolidando un proyecto riguroso, que conecte con la gente de la isla. No nos interesa hacer un gran evento, sino construir un evento más consistente a nivel de conocimiento, profundidad y rigor, y que el proyecto vaya creciendo en este sentido y no tanto en tamaño.

Lídia Oñate
Acerca de Lídia Oñate 77 Articles
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pompeu Fabra y Máster en Dirección de Redes Sociales y Marketing Digital por Fundeun – Universidad de Alicante. Actualmente me encuentro inmersa en la distribución cinematográfica, un sector que vivo de lleno desde la comunicación y el marketing. Me encantan las bambalinas del mundo televisivo y cinematográfico, viajar (tanto cerca como lejos), hacer fotos de paisajes y gastronomía que luego irán a mi Instagram, disfrutar con la Historia y echar una partidas al Monopoly, la Play o lo que se tercie. Porque sí, la diversión en la vida es importante. Y el cine ayuda. Me podéis contactar en lidiaonate@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*