FERNANDA DEL NIDO: “En España falta política institucional y sensibilidad con las coproducciones”

Fernanda el Nido (Buenos Aires, 1974) es una de las productoras de Una mujer fantástica, que acaba de ser nominada al Oscar a la mejor película en habla no inglesa y está nominada al Goya a mejor película iberoamericana.

Además es la responsable de Setembro Cine, una productora con sede en Vilanova i la Geltrú fundada en 2014, cuyo objetivo es producir largometrajes con identidad propia y para el mercado internacional, buscando ampliar horizontes y encontrar nuevas historias y talentos. Antes de Una mujer fantástica, Setembro Cine produjo las coproducciones hispano-chilenas Princesita y Neruda.

¿Qué tiene Una mujer fantástica que ha cautivado a tanta gente de diferentes lugares del mundo?

Ojalá supiéramos contestar a eso, que es la magia inexplicable de cada película. Personalmente creo que su autenticidad, su honestidad y el hecho de que interpela a un lugar muy íntimo del espectador. Te hace reflexionar y dialogar contigo mismo sobre cuestiones esencialmente intrínsecas al ser humano, como lo es el amor.

¿Cómo nace Una mujer fantástica y cómo llega el proyecto a tus manos?

El proyecto nace en Fabula Producciones (Chile), y ellos, junto con Sebastián Lelio y Gonzalo Maza, iniciaron y desarrollaron ese camino. Yo venía siguiendo al director desde hacía varios años y había estado muy cercana a Gloria, su película anterior. Tuve la suerte de ser invitada a formar parte del proyecto, y me enamoré de él desde el primer momento.

¿Cómo llegó Daniela Vega a la película? ¿Teníais muy claro que sería ella la protagonista o realizó un proceso de casting?

Ella empezó como consultora de guión, pero desde los inicios de ese trabajo, Sebastián comenzó a verla como Marina. Fue una vez terminado el proceso de escritura cuando Sebastián la invitó a protagonizar la película.

¿Os esperabais que la película tuviera una repercusión tan grande, con premio en Berlín, la nominación al Globo de Oro y estar a las puertas del Oscar? ¿Cuáles eran las expectativas iniciales?

Creo que ninguno de nosotros hace películas para ganar premios y que cada vez que llega una buena noticia la recibimos con enorme alegría y humildad.

Dado que Chile eligió Una mujer fantástica para representar a su país a los Oscar, ¿qué tipo de promoción y campaña estáis haciendo en Estados Unidos para dar a conocer la película entre los académicos?

La campaña de promoción en Estados Unidos está a cargo de la distribuidora allí, que es Sony Classics, con gran experiencia en dar a conocer la película a los académicos.

¿Qué ventajas y qué inconvenientes tienen las coproducciones?

Son varias ventajas y varias desventajas, pero creo que depende fundamentalmente de los socios y de lo que sean capaces de construir (o deconstruir) juntos. Para mí, cuando funciona, como me sucede con las tres películas que coproduje con Fabula, es cuando cada parte realmente suma a mejor, cuando se puede trabajar en equipo y juntos somos más. Ese es mi desafío como coproductora y mi suerte en mi historia con Fabula.

Creo que la desventaja más importante que he vivido en las tres películas (Neruda, Una mujer fantástica y Princesita), es la falta de sensibilidad y de política institucional en España de cara a las coproducciones. El camino difícil ha sido ese, encontrar la manera de producir sin tener apoyo institucional. Y las ventajas más importantes que rescato, las de haber crecido como empresa, profesionalmente y como persona de la mano de películas que quiero tanto, que llevamos con orgullo y que considero que es relevante haberlas hecho en tanto que son productos culturales.

Para financiar Una mujer fantástica, ¿os servisteis de ayudas otorgadas por organismos oficiales como el programa Ibermedia?

En el caso de Una mujer fantástica, se pudo llevar adelante gracias a la participación de RTVE, de Movistar + y el apoyo de Crea SGR, además de inversión privada.

Sin duda, la ayuda financiera a la coproducción por parte del programa Ibermedia, fue un punto de partida fundamental para nosotros, que además llevamos con responsabilidad y orgullo por la relevancia con la que consideramos a esta institución iberoamericana, imprescindible para el fomento del cine iberoamericano.

En 2016 produjiste otra película chilena de éxito, Neruda, de Pablo Larraín. ¿Consideras que el cine chileno se encuentra en la vanguardia del cine latinoamericano?

Sin duda. Sólo hay que ver la progresión y la política realizada en los últimos años y las consecuencias que trajo tanto en las películas que se están haciendo como en las nuevas generaciones de productores y de directores. Han tenido la decisión política de construir el presente que tienen hoy. Considero a Chile y a la política de fomento llevada a cabo en los últimos 15 años, aproximadamente, un ejemplo que seguir.

¿Cuál es la presencia de la mujer en el cine latinoamericano? ¿Ha habido cambios en los últimos años?

Cada país es una realidad diferente que no puede generalizarse, pero si bien cada vez hay mujeres dedicadas a la producción, el número de mujeres en puestos creativos y de decisión aún es terrorífico y demanda un cambio, como sucede en nuestro país.

Aunque eres de Argentina, llevas años trabajando en España como productora. ¿Por qué decidiste venir a España a hacer cine?

Soy de origen argentino y sin duda es una parte esencial de mi identidad, pero soy productora española. Encontré mi profesión en España y mi formación profesional es y fue española y europea. Mi llegada a España fue casual, pero terminé quedándome porque aquí encontré mi profesión y mi pasión. Mi familia viene del mundo del cine desde sus orígenes, y creo que simplemente fue aquí donde uní las piezas y tuve la suerte de que se cruzaran en mi camino las personas a las que considero mis tutores profesionales y a quienes les debo haber tenido una oportunidad en esta industria.

¿En qué momento supiste que querías ser productora de cine?

Tuve la oportunidad de formar parte del MPXA en A Coruña. Ahí entendí que era en la producción donde se unían todos los elementos que me apasionaban y que no sabía cómo encajar. A partir de allí, fui adentrándome en la profesión, aprendiendo cada día, y con cada película vuelvo a empezar y a elegir esta profesión. Desde hace varios años que elijo cada película como si fuera la última.

¿Cuáles son los próximos proyectos de Setembro Cine?

Ahora mismo estamos dedicados a la coproducción con Holanda y Bélgica de la próxima película de Joost Van Ginkel, que rodaremos enteramente en España.

Pablo Sancho París
Acerca de Pablo Sancho París 116 Articles
Licenciado en Historia del Arte y Comunicación Audiovisual por la U.B., Master en Ficción de Cine y Televisión por la U.R.L. y Master en Film Business por ESCAC. He sido presidente de la Federació Catalana de Cineclubs entre 2015 y 2017. He trabajado como programador en Most Festival y Cine Club Vilafranca durante cuatro años. Además, he compaginado estas tareas con la de cronista cinematográfico, profesor de cine en talleres para niños y adolescentes, y la realización de audiovisuales y cortometrajes de ficción. Actualmente me dedico a la producción cinematográfica. Me podéis contactar en pablosanchoparis@industriasdelcine.com.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*